Durango, Dgo.- Luego de las dificultades que han atravesado estos últimos cuatro meses las 147 estancias infantiles que estaban en un programa de subsidio del Gobierno Federal, el Alcalde José Ramón Enríquez Herrera decidió hacer frente común por su lucha para lograr su sobrevivencia.
Como se sabe, estas negociaciones se crearon en su gran mayoría para atender el servicio de guardería infantil que otorgó el Gobierno de la República en administraciones pasadas a las madres que trabajan.
Sin embargo, en lo que va del 2019 han sufrido cambios en las reglas de operación, y ante la desesperación para que los negocios sobrevivan y que puedan seguir brindando un servicio accesible a las madres trabajadoras de Durango, crearon una agrupación y pidieron el apoyo del Gobierno Municipal.
En ese sentido, Enríquez Herrera ofreció un amplio paquete de apoyos y estímulos para que vean en el Municipio un aliado para sus estancias y su gente.
De entrada, a reserva de buscar otras vías de respaldo, se les hará una excepción con descuentos y exentos en el pago de impuestos, derechos y servicios municipales, tales como licencias de funcionamiento, dictámenes de protección civil o sus refrendos, dictámenes de uso de suelo, de verificación sanitaria y certificados y planes de contingencia.
Las 147 guarderías reunidas la tarde de este jueves invitaron Enríquez Herrera y a su esposa Ana Beatriz, para que de la mano de su gobierno sean padrinos de las estancias y eviten así su desaparición por falta de apoyos oficiales para que sigan brindando esa alternativa de servicio.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here