Bella Cruise en una exposición de Londres en febrero de 2016. GETTY IMAGES

Isabella Cruise Kidman, una de los dos hijos que Tom Cruise y Nicole Kidman adoptaron durante su matrimonio se ha volcado de lleno en la Cienciología, la doctrina religiosa que procesa su famoso padre y que tiene otros seguidores famosos en Hollywood como John Travota, Kristie Alley, Jason Lee, Juliette Lewis o Elisabeth Moss.

La joven, que ahora tiene 26 años y vive en Londres junto a su marido, el consultor Max Parker, siempre ha estado próxima a la religión que sigue el actor y de cuyo organigrama es miembro destacado, pero ahora, según una información publicada por Daily Mail, proclama sin tapujos que se estaba “ahogando en problemas” y que gracias a la amplia formación que ha seguido en esta doctrina “ha encontrado la pieza que faltaba en su vida”.

El entrenamiento y las enseñanzas que ha seguido Bella, como se la conoce habitualmente, la capacita para ejercer de ‘predicadora/supervisora’ de esta doctrina, un papel que en su lenguaje denominan con la palabra auditor. Quien llega a este grado significa que puede guiar a otros en el proceso realizando sesiones de preguntas y respuestas, en las que también se utiliza un rudimentario detector de mentiras para identificar a quienes no deben acceder a tal grado por su negatividad respecto a los principios que defiende la Cienciología.

Bella, sin embargo, ha debido superar con creces esta fase porque ha llegado al grado de ‘auditora’ y por tanto puede proclamar a los cuatro vientos las bondades de la Cienciología y también captar nuevos miembros para la causa. Seguir este camino, según las palabras de Bella que publica Daily Mail, supone “derrumbarse a veces. Pero todo vale la pena porque lo superas. Es un regalo para uno mismo y para los demás”, afirma la hija de los actores. Volcada en su renovada fe, parte de su misión actual consiste en extenderla: “No importa si no va a ser auditor o no va a unirse a la Cienciología. Si piensa en usted mismo a largo plazo, lo necesita. Así que no pierda el tiempo y póngase en marcha”, afirma la joven en sus proclamas de captación.

Tanto Isabella como Connor, su hermano menor, se quedaron con su padre cuando Tom Cruise y Nicole Kidman se divorciaron y ambos han practicado la Cienciología con distintos grados de implicación. Isabella ahora no ha dudado en dar las gracias a su padre y a otros miembros de su familia paterna que pertenecen a la misma iglesia, por el apoyo que ha recibido de ellos en este camino que considera fundamental en su vida. “Me hubiera ahogado en mis propios problemas si no hubieras estado ahí para invitarme y ayudarme a superar los preliminares”, ha dicho la joven en un mensaje dirigido a Tom Cruise.

Tony Ortega, otro miembro de la Cienciología que compartió las impresiones de la nueva etapa de Isabella Cruise en esta iglesia explicó a The Sun que conseguir miembros jóvenes como Bella que promuevan activamente la doctrina es un gran valor. “Esto no es solo una muestra de que está dedicada a la iglesia, sino que refuerza que Tom [Cruise] está totalmente implicado y sugiere a los miembros de rango que los famosos que nos siguen apoyan a David Miscavige, el líder de la Cienciología, y que el resto debería hacer lo mismo. Isabella está ahora entrenada para guiar a otros y eso significa que podrá ayudarles a profundizar en su pasado para que descubran las cosas que les están frenando”

Tom Cruise y Nicole Kidman se conocieron rodando la película Días de trueno y se casaron en secreto en 1990 en un lugar apartado de las Montañas Rocosas. En 1992 adoptaron a Isabelle (Bella), y tres años más tarde a Connor. Siempre han existido rumores de que en su separación tuvo mucho que ver la insistencia de Cruise para que su mujer y sus hijos se vincularan a la iglesia de la Cienciología, algo a lo que ella se negó porque se declara católica. La Cienciología también ha sido uno de los argumentos que ha perseguido la relación entre Nicole Kidman y sus hijos a los que tras su separación no ha visto con tanta frecuencia como se presume normal entre madre e hijos.

De hecho Bella Cruise se casó en secreto en 2015 con Max Parker y ninguno de sus padres estuvo presente en su boda. A pesar de los rumores, fuentes cercanas a Kidman manifestaron entonces que ella estaba feliz con la boda de su hija. En noviembre de 2018, una entrevista de Nicole Kidman en la revista australiana Who sirvió para que rompiera su silencio sobre Isabella y Connor y también la falsa impresión de que había renunciado a su papel de madre con sus dos hijos mayores. “Soy muy reservada sobre ellos”, ha manifestado la actriz a la revista. “Tengo que proteger esa relación. Pero lo que sí sé al 150% es que renunciaría a mi vida por mis hijos”

También por primera hizo una referencia directa a sus hijos y su relación con la Cienciología: “Son adultos. Son capaces de tomar sus propias decisiones. Han tomado la decisión de ser cienciólogos y como madre, mi trabajo es amarlos”. “Yo soy un ejemplo de tolerancia, es en lo que creo”, explicó, “que no importa lo que haga tu hijo, que tiene amor y que sabe que estoy aquí”. Kidman hizo hincapié en este aspecto del cariño y afirmó que cree que es lo que más importa para un niño, para un hijo: “Ese es nuestro trabajo como padres, ofrecer siempre amor incondicional”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here