Bloqueos con vehículos incendiados se registraron en las carreteras Celaya-Juventino Rosas, Celaya-Comonfort, Celaya-San Miguel Allende, de Guanajuato.Fuente: Cuartoscuro

El operativo en Guanajuato para detener a José Antonio Yépez Ortiz, El Marro, cumplió 48 horas y se prolongará aún más, ya que aún no se captura al capo, quien fuera jefe de plaza Los Caballeros Templarios, hoy líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.

“Seguimos con órdenes de cateo, se siguen recuperando vehículos robados y casas donde se cometen ilícitos. Estamos tras algunas personas importantes”, aseguró ayer el gobernador de la entidad, Diego Sinhue Rodríguez.

Dijo que seguirán “trabajando fuerte” para restituir la paz en el estado y en Santa Rosa de Lima, donde se tiene proyectado construir el Instituto de Formación en Seguridad Pública.

Consideró que así se demostrará que hay Estado de derecho en la entidad y gente buena en Santa Rosa de Lima, principal bastión del cártel que encabeza El Marro, cuya principal actividad es el huachicoleo.

Explicó que durante las primeras 48 horas de operativos se logró la detención de varias personas, entre ellos mandos del Cártel de Santa Rosa; además se aseguraron armas, 12 vehículos con reporte de robo y se liberó a seis personas que estaban secuestradas.

“Ya se tiene el vehículo que se utilizó en el taller de Valle de Santiago y la detención de algunas personas que intervinieron en este hecho, seguimos trabajando fuerte”, informó el gobernador.

Precisó que entre los detenidos hay operadores financieros y mandos de ese cártel, quienes ya fueron presentados ante el MP.

Autoridades locales se muestran entusiasmadas, pues creen estar cerca de la captura de El Marro, un exintegrante de Los Caballeros Templarios y quien estuvo bajo las órdenes de Nazario Moreno, El Chayo, y Servando Gómez, La Tuta.

Las autoridades identifican a El Marro y a su cómplice, Francisco Cerda Guillén, El Señor de la Silla, como lo principales generadores de violencia en Guanajuato, que hoy es el estado más violento del país.

En la entidad los homicidios se triplicaron. En 2015 se registraron 863 crímenes dolosos y para 2018 la cifra se disparó a 2 mil 609.

Con ese diagnóstico, la autoridad local se lanzó tras El Marro, pero encontró la base social creada por él, que en dos días han tratado de impedir la acción de las autoridades locales y federales con bloqueos carreteros y el incendio de diversos vehículos particulares y de carga.

En tanto, en Tabasco, en los primeros cinco días de marzo, se registraron al menos 16 ejecuciones, la mayoría en la región de la Chontalpa y en el municipio de Centro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here