Los mocasines y las sandalias de Katy Perry Collections retirados tras la polémica racista.

Katy Perry se ha visto envuelta en una nueva polémica debido a un modelo de zapatos que ha diseñado para su marca homónima y que han sido considerados por muchos de sus fans como un ataque hacia la comunidad negra. Las sandalias (The Ora Face Block Heel) y los mocasines (Rue Face Slip-On), disponibles en negro, beis y otros siete colores, fueron diseñados con una cara con ojos, nariz y grandes labios rojos.

Un diseño que para los seguidores de la cantante recuerda al blackface, el típico maquillaje que actores blancos se ponen cuando quieren disfrazarse de negros con rasgos faciales exagerados. Una práctica que en el pasado se ha tolerado pero que desde hace unos años se considera una falta de respeto hacia la comunidad afroestadounidense.

La cantante, de 34 años, y su compañía Global Brands Group han emitido un comunicado recogido por varios medios estadounidenses en el que se disculpan por lo sucedido: “The Rue y The Ora formaron parte de una colección que se lanzó el verano pasado en nueve combinaciones de colores diferentes y se imaginó como un guiño al arte moderno y al surrealismo”. “Me entristeció cuando me informaron de que se estaba comparando con imágenes dolorosas que recuerdan a la cara negra. Nuestra intención nunca fue infligir ningún”, lamenta la artista. Los zapatos ya no ya no están disponibles en las tiendas donde se vendían, entre ellas supermercados Walmart y Dillard’s, así como la propia web de la cantante, katyperrycollection.com.

No es la primera vez que la cantante se ve obligada a disculparse por protagonizar este tipo de polémicas. En el pasado, también ha sido acusada de apropiación cultural, como cuando durante su actuación en los American Music Awards en 2013 se vistió de geisha. En otra ocasión le ocurrió lo mismo por ponerse trenzas africanas en el pelo para su videoclip This Is How We Do. Preguntada por ello en una entrevista con DeRay McKesson, activista de Black Lives Matter –un movimiento que lucha contra la violencia hacia las personas negras–, Perry se disculpó, aunque dijo que no termina de entender “la lucha de otras culturas”, pero continuará “educándose” a sí misma.

Es caso de Katy Perry recuerda a Gucci, que la semana pasada se disculpó por vender un jersey que muchos usuarios de redes sociales consideraron una burla a la comunidad negra. La prenda, que ya ha sido retirada, era un suéter negro, de manga larga y cuello vuelto, con unos grandes labios rojos pintados en la doblez del cuello que, si se desdobla, los labios quedarían superpuestos sobre la boca de quien lo lleve.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here