El presidente Andrés Manuel López Obrador (izq.) y el director general de la CFE, Manuel Bartlett. Foto: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, llamó a las empresas que tienen contratos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a que de manera voluntaria acepten renegociar los acuerdos firmados durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y que obligan a la empresa pública a pagar un subsidio de 21 mil millones de pesos por siete ductos que en la actualidad se encuentran inactivos.

Durante la conferencia de prensa de este lunes en Palacio Nacional, el presidente destacó que durante la época neoliberal se firmaron “contratos leoninos” en beneficio de los particulares y en grave detrimento de la empresa pública debido a que los exfuncionarios mexicanos permitieron dicha práctica y que de continuar así permitirían pagar a las empresas 70 mil millones de pesos durante los próximos 25 años.

“Estamos exhortando a las empresas que tienen acuerdos con la Comisión Federal de Electricidad para que conjuntamente celebremos un convenio, se revisen contratos y, sobre todo, se haga el acuerdo de que no van a aumentar los precios de la energía eléctrica; el estado mexicano tiene el compromiso de no aumentar los precios de la energía eléctrica a los consumidores, pero queremos que las empresas particulares ayuden en este propósito; de ninguna manera se va a hacer por la fuerza, queremos que sea una participación voluntaria. Se va a convocar a ese propósito a las empresas particulares, en un plan de conciliación para buscar reparar el daño” describió el presidente.

De manera específica el llamado del presidente para negociar en beneficio de México fue dirigido a las empresas Carso, IEnova y TransCanada, las cuales son propietarias de los siete gasoductos que se encuentran detenidos y reciben subsidios de la CFE por un monto de 21 mil millones de dólares.

López Obrador consideró que no es ético el actuar de los contratos y que las empresas no pueden exigir sanciones honerosas a la CFE porque en ninguna parte del mundo existen convenios como los permitidos en México.

“Lo que queremos es una revisión de conformidad con la empresa para que esto se corrija voluntariamente. No queremos, sólo la vía legal (…) porque los que están acostumbrados a medrar, inmediatamente gritan como pregoneros: ‘Ya se está afectando el Estado de Derecho’, están queriendo actuar en contra de la ley y no, no es eso, no vamos nosotros a tener una actitud leguleya.

“Lo que queremos es convencerlos para que se logre una negociación favorable a los ciudadanos, porque son prácticas que en ningún lugar del mundo se llevan a cabo. No sé por qué vieron a México como tierra de conquista” sostuvo el primer mandatario del país.

De acuerdo con el plan para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad se encuentran modernizar a las 60 hidroeléctricas del país, las cuales desde la época del presidente Adolfo López Mateos no han sido actualizadas; además de hacer uso de la energía solar y eólica.

El presidente afirmó que la intención de dar a conocer los nombres de las empresas que reciben subsidio es para generar un debate nacional con el propósito de acabar con la corrupción.

“Un elemento fundamental para acabar con la corrupción es separar el poder económico del poder político: ‘A Dios lo que es Dios y al César lo que es del César’,” expresó ante los medios de comunicación.

Una de las cláusulas que tienen “prácticamente en estado de quiebra a la CFE”, según su titular, Manuel Bartlett Díaz consiste en que por cualquier causa de fuerza mayor que impida a las empresas continuar la construcción de los ductos, se le obliga la CFE a pagar una pena como si estuviera recibiendo el gas que se utiliza para la generación de energía eléctrica, aun cuando no lo reciba.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here