▲ En las instalaciones de la Secretaría de Gobernación se realizó la primera ceremonia de izamiento de bandera del año. Asistieron (de izquierda a derecha) Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población; Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, y Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Participación Ciudadana, entre otros.

Andrés Manuel López Obrador le asignó la mayor densidad política y técnica a su conferencia mañanera de prensa. Fue la comparecencia ante reporteros con mayor duración, con mayor número de servidores públicos presentes en el estrado y con el mayor volumen de información interesante. Continuó resistiéndose a fijar una fecha para el término de las formaciones de automóviles en busca de combustible, pero el Presidente de la República utilizó el esperanzador adjetivo pronto al referirse a una eventual terminación de la insuficiencia de energéticos y emitió un primer mensaje macizo a una población hasta ahora confinada también a un desabasto informativo (más una batalla en curso que una planicie de datos duros y aceptables explicaciones generales), las evasivas (había quienes creían que era mudo el director de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, pues nomás no hablaba del problema aunque, para la manera en que lo hizo este lunes, tal vez tenía razón en ese mutismo autoimpuesto), la controversia (una prolongación de la guerra entre chairos y fifís) y, a fin de cuentas, el desabasto sin horizonte final sabido.

Sin la presencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, envuelta la ministra en remolinos especulativos respecto a su eventual remoción conforme a güeros impulsos provenientes de Chiapas que desean colocar a un ex ex gobernador, acompañaron a López Obrador varios secretarios, subsecretarios y directores de áreas estratégicas que pasaron lista no sólo para reivindicar las acciones inmediatas en busca de remediar los problemas derivados de la escasez de gasolina sino, sobre todo, de mostrar que hay y hubo estrategia, que hay y hubo equipo y que el Golpe al Huachicol no fue una ocurrencia.

El primer parte bélico oficial reportó que hay tres ex directivos de Petróleos Mexicanos cuyas omisiones, irregularidades o complicidades ya han sido judicializadas, según reveló con cautela el encargado del despacho de la Procuraduría General de la República, Alejandro Gertz Manero, deseoso de no dar pie a la hasta ahora clásica caída de los procesos contra funcionarios corruptos por violaciones al proceso judicial. Además de estos tres casos (¿de alto o medio-alto nivel?, ¿peces gordos o pesca mediana?), Gertz señaló que se han abierto mil 700 investigaciones relacionadas con la que probablemente será la palabra más usada en el primer semestre de este año: huachicol. También informó que un millar de policías federales ministeriales han dejado de cumplir funciones de guardaespaldas de funcionarios y particulares y ahora serán destinados a las tareas contra el huachicoleo. Pero, ¿quiénes son los particulares que se beneficiaron indebidamente de un servicio policiaco así escamoteado a la atención de los graves problemas nacionales de seguridad pública?

La poeta y fiscalista a cargo del Servicio de Administración Tributaria, Margarita Ríos-Farjat, informó a su vez que encontró inconsistencias fiscales por más de 3 mil 200 millones de pesos en la revisión de cuentas de poco menos de 200 empresas gasolineras. Y el director de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, aseguró que el robo de gasolinas y su distribución ilícita a través de gasolineras cómplices ha permitido blanquear más de 10 mil millones de pesos.

Con el poder presidencial plenamente activo y un horizonte que no se ha nublado a pesar de las difíciles circunstancias, López Obrador ha dicho que así irá revisando otros aspectos de la vida institucional mexicana. Caso por caso, uno por uno. Ya se verá si, al final, el erario recupera tanto dinero desviado a cuentas particulares y, también, si causantes mayores de la desgracia nacional son sometidos a procesos judiciales sin consideración del rango que hayan tenido. De avanzar en este tramo López Obrador, y salir fortalecido, otras turbulencias medicinales estarían en camino.

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here