Jada Pinkett y Will Smith, junto a sus hijos Willow, Jaden y Trey Smith en Nueva York en 2016. GTRESONLINE

Cada semana, la mujer, la hija y la suegra del actor, productor y cantante de fama mundial Will Smith hablan en un plató de televisión sobre amor, sexo, adicciones y salud mental, dentro de un magazine en el que se desvelan intimidades de una familia tan mediática que ya se ha convertido en una de las dinastías de Hollywood. Bajo el pretexto de favorecer la comunicación entre padres e hijos, las tres mujeres abren su vida ante millones de espectadores y evidencian las ansias del clan por expandir aún más su popularidad.

Jada Pinkett (47), actriz y empresaria, mujer del intérprete, airea en el programa Red Table Talk sus peores momentos con Will Smith y detalla su relación poco convencional. Junto a su madre, Adrienne Banfield-Norris, y su hija, Willow Smith, comenta episodios de su vida y asuntos que van desde que sufre una fuerte caída de cabello hasta la drogadicción de su padre, fallecido por sobredosis en 2010. También ha hecho llamativas revelaciones sobre su sexualidad. “Creo que pasé por una especie de adicción”, dijo la mujer de Will Smith en una ocasión sobre la masturbación durante su adolescencia. Su hija, icono de estilo, también ha revelado cómo descubrió el sexo por primera vez. “Mi primera experiencia fue cuando os vi a ti y a papá”, le comentó a su madre ante las cámaras.

De los tres hijos del actor, Willow, la única hija, de 18 años, es quien más secretos comparte. Por voluntad de su padre, con solo 10 años triunfó a nivel internacional con la canción Whip My Hair. No supo asimilar el éxito y reaccionó autolesionándose. “Todo fue una locura. Estaba atrapada en un agujero negro, me cortaba”, ha dicho en el plató.

Jaden Smith (20) también conoció la fama desde muy joven y, de nuevo, por deseo de su progenitor. Debutó en el cine con solo ocho años junto a su padre en En busca de la felicidad y ahora es actor, cantante de rap y ha sido modelo, como su hermana. Al igual que los otros componentes de su familia, rentabiliza todo, desde su manera de vestir —es habitual verle con faldas, tocados y joyas femeninas— hasta las dudas sobre si es gay. En uno de sus últimos conciertos anunció sobre el escenario que tenía novio, en un gesto que podría ser un nuevo intento por seguir en el foco mediático. “Solo quiero decir que Tyler, The Creator, es el mejor amigo del mundo. Lo quiero tanto y quiero decirles algo, no quiero decirlo, pero Tyler es mi maldito novio”, dijo sobre el rapero Tyler Gregory Okonma.

El más discreto de los tres hijos es Trey Smith, de 26 años, hijo de Sheree Zampino, la primera mujer de Will Smith. Aunque también es DJ y actor, ha sido el último en subirse al carro de la fama. Lo hizo al protagonizar un vídeo junto a su padre, difundido a través de Instagram, en el que Will Smith desvela las dificultades que han atravesado padre e hijo.

A sus tres hijos, Will Smith reconoce haberlos educado dentro de un negocio familiar mandado por él, según recoge la revisa People. Su hija Willow rechazó el fuerte control del siempre simpático y sonriente Smith y ambos tuvieron que resolver la tensión. El momento más delicado fue cuando Willow, atravesando una adolescencia complicada, optó por afeitarse la cabeza para simbolizar su malestar. “Esa fue realmente la primera vez que me di cuenta de que mi familia no estaba contenta con la dirección que tomaba”, reconoció Smith, quien no duda en participar en el programa familiar y ayudar a mantener vivos la curiosidad y el negocio que les rodea.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here