RECLAMAN MÁS RECURSOS PARA 2021. Diversas organizaciones marcharon ayer del Zócalo a la Cámara de Diputados para demandar que el presupuesto del año próximo se concentre en el combate a la pobreza y a acciones más eficaces contra el Covi-19.Foto Yazmín Ortega Cortés

Felipe Libre
Ni partido ni blindaje
Aislamiento e inmovilidad
Redes gordillistas y SNTE

La confirmación tribunalicia de la inviabilidad de México Libre como partido ha dejado a su pareja promotora, Felipe Calderón Hinojosa y Margarita Zavala Gómez del Campo, en una condición política y judicialmente expuesta, sin el blindaje discursivo y eventualmente representativo (diputaciones, por ejemplo) que les ayudaría a enfrentar circunstancias adversas, en particular por cuanto al ex ocupante principal de Los Pinos, cuya mano derecha en materia de seguridad pública, Genaro García Luna, debe decidir en diciembre próximo si enfrenta en solitario las acusaciones que le han enderezado en un juzgado estadunidense o acepta, a cambio de beneficios personales, ser un delator de la red de complicidades que mantuvo a lo largo del sexenio de la falsa guerra contra el narcotráfico, embarrando así a su jefe, cómplice y protector de 2006 a 2012.

El desenlace de la tentativa felimargarita de hacerse de un partido familiar, y eventualmente aspirar por la vía femenina a un retorno a la silla presidencial, es absolutamente consecuente con el historial de ese grupo político en materia de fraudes electorales y falsificaciones procesales. Zavala, presidenta formal de Libertad y Responsabilidad Democrática, la asociación civil impulsora de México Libre, naufragó, en medio de irregularidades varias, en su intento de sostenerse como candidata presidencial sin partido en 2018, y ahora tretas y maniobras de similar ánimo tramposo se sumaron en el expediente del presunto partido que, finalmente, fue rechazado por magistrados del tribunal electoral federal que parecieron devolver a la pareja de ideología derechista el dicho populachero que Felipe utilizó años atrás para tratar de eludir discusiones sobre su llegada al poder presidencial, ampliamente tachada de fraudulenta: Haiga sido como haiga sido.

A reserva de que más adelante el frío del desierto le haga cambiar de opinión, ayer Zavala Gómez del Campo adelantó que no está en su proyecto regresar al PAN ni ser candidata a ningún cargo de elección popular en 2021. Ha de suponerse que es una decisión de pareja y que similar postura asumirá Calderón.

De ser así, irían consolidando una posición política marginal, mediáticamente acogida durante algún tiempo por empresas que deben favores al calderonismo, pero ya sin posibilidad de crecimiento masivo e influencia reales, características negativas que ya se pueden advertir en el fatigoso y turbio camino que recorrieron para juntar los apoyos ciudadanos a su proyecto de partido y a la inmovilidad de sus presuntas bases de apoyo, que parecieran inexistentes o poco motivadas para salir en defensa de líderes o planes supuestamente muy convocantes.

Falta mucho para la formalización de alianzas políticas y designación de candidaturas y, en ese tramo, el felimargarismo podría corregir sus primeras declaraciones despechadas y reinsertarse, decorosamente o no, en la casa partidista de la que salieron echando pestes: Acción Nacional. De otra manera, habrían regalado al obradorismo el platillo frío de quedarse sin partido propio, sin opciones personales a la altura de sus aspiraciones, en una Caída Libre en lugar de México Libre y en espera de un Felipe Libre a pesar de García Luna y de otros expedientes judiciales que podrían afectar al defraudador de 2006.

La reprobable resurrección partidista de Elba Esther Gordillo tendrá consecuencias en la correlación de fuerzas en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuya directiva actual buscó crear su propio partido, lo cual le fue negado, a diferencia de lo sentenciado respecto a las Redes Gordillistas (ReGordi).

La pelea de Elba Esther por la recuperación del mando en el SNTE, que inició horas después de regresar a su domicilio de Polanco, aún sujeta a proceso penal, se ve fortalecida con este regalo, a cuenta de deudas políticas de 2018, que le otorga miel política y electoral que a sus adversarios le fue negada. ¡Hasta el próximo lunes!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here