Los envíos de dinero al primer semestre del 2020 aumentaron 10.55 por ciento, lo que implicó el mayor avance para un mismo periodo desde 2018, cuando en dicho año tuvieron un aumento de 11.57 por ciento, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Pese a la actual crisis provocada por el COVID-19, las remesas han seguido aumentando, ya que hasta junio, se totalizaron 19 mil 74 millones de dólares, en comparación con los 17 mil 254 millones del primer semestre del año previo.

Solo en el sexto mes del año en curso, se registraron 3 mil 536 millones de dólares en remesas, lo que implicó un avance de 11 por ciento frente al mismo mes de un año antes y es el mejor avance desde marzo, cuando los envíos de dinero aumentaron 35 por ciento.

Alberto Ramos, economista en jefe de Goldman Sachs, comentó recientemente que las contracciones en la actividad económica y la pérdida de empleos en Estados Unidos no han afectado el envío de dinero al país por parte de los connacionales.

“Los sólidos flujos de remesas de los trabajadores han estado agregando apoyo a la cuenta corriente y al consumo privado, particularmente para las familias de bajos ingresos, que tienen una alta propensión al consumo y son los destinatarios abrumadores de tales transferencias. Hasta ahora, la fuerte contracción de la actividad y el empleo en Estados Unidos no ha afectado de manera visible el flujo de remesas a México”, expuso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here