21 nuevos casos de COVID-19 fueron detectados en el complejo carcelario de Puente Grande, por lo que el número de reos infectados subió a 29.

La detección de los reclusos infectados es resultado de la búsqueda intencionada en el centro de reclusión, como parte del operativo estatal de pruebas masivas, denominado Radar.

La Secretaria de Salud Jalisco (SSJ) informó que la mayoría de los casos en Puente Grande son asintomáticos y no han requerido hospitalización.

Todos los pacientes se encuentran estables y en aislamiento, bajo medidas sanitarias y se prevé que, tras cumplir 14 días de aislamiento, sean dados de alta, una vez que se les efectúen de nueva cuenta los estudios correspondientes.

El Sistema estatal de Prevención y Reinserción Social consta de cuatro Centros Penitenciarios Metropolitanos ubicados en complejo carcelario de Puente Grande: uno es el Reclusorio Preventivo; el Centro de Sentenciados; el Centro Femenil, y el Reclusorio de Máxima Seguridad.

También se cuenta con dos Centros de Observación para Menores de edad, así como de ocho Centros Integrales de Justicia Regional (CEINJURES) dispuestos en las zonas en que se secciona la entidad.

La SSJ detalló que solo se han detectado casos positivos en el Reclusorio Preventivo, y el resto de centros del Sistema Penitenciario de la entidad no presenta ninguno.

Las pruebas PCR se aplican de manera aleatoria dentro del complejo, aunque se da prioridad a los reos integrantes de grupos de riesgo, como adultos mayores y a quienes padecen algún padecimiento crónico. También se somete a análisis a los trabajadores, incluyendo custodios y personal administrativo.

Suspensión de visitas
Cabe señalar que, desde la implementación de las medidas preventivas de aislamiento social en el estado, se ordenó la suspensión de visitas, el uso de cubrebocas y desinfectantes, además de procesos de limpieza y sanitización constante de los espacios.

También se dispuso del aislamiento de internos con alguna comorbilidad, como personas mayores de 60 años, mujeres embarazadas, además de reos diabéticos e hipertensos.

Además del aislamiento médico en un área especial, se da un seguimiento específico a los internos que dieron positivo al nuevo coronavirus.

Al momento se ha habilitado el Hospital del Reclusorio Metropolitano, que en este momento cuenta con 20 camas, así como personal médico capacitado por el Hospital Civil para atender pacientes en caso de ser necesario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here