Durango, Dgo.- Ante la contingencia sanitaria provocada por el COVID-19, el director de Inspección Municipal José Daniel Solís lanzó un llamado a la civilidad y corresponsabilidad de los comerciantes en la capital.

Destacó que en la medida en que se adopten las medidas necesarias entre la población durante la contingencia sanitaria, las consecuencias por el coronavirus serán menos adversas.

El funcionario municipal explicó que tras el decreto federal publicado el 31 de marzo, que especifica el cierre de algunas empresas y otras de primera necesidad o de asunto prioritario que sigan operando, se coordinará con la Secretaría del Trabajo federal, porque ellos son los facultados para atender este tema.

Dejó claro que la dependencia coadyuba, en el ámbito de sus responsabilidades, para pedir a la ciudadanía entre en razón, que no salga a la calle, que se cierren de manera temporal los establecimientos comerciales no esenciales.

José Daniel Solís aclaró que la decisión del estado de excepción o uso de fuerza pública no corresponde a inspectores, “nosotros tenemos obligación de informar a comerciantes, a ciudadanos que acuden a los tianguis y tomar las medidas preventivas”.

En la Dirección Municipal de Inspección se asesora a los comerciantes y ciudadanos acerca de este decreto; además, actualmente trabaja en la regulación de bares, gimnasios y tianguis, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here