Marco García pertenece a los Pumas desde los 11 años, edad en la que se fue a probar / Foto: Mexport

CIUDAD DE MÉXICO.- Ayer por la tarde, horas después de que el diario deportivo Récord retomara el caso en una de sus columnas, el Club Universidad aceptó que el actual jugador del primer equipo, Marco García, “fue señalado por tomar fotos indebidas a la entonces tutora del programa de educación en línea emprendido por el Club” en septiembre de 2017, cuando García contaba con 17 años y ya pertenecía a las fuerzas básicas de la institución.

En ese mismo documento, el equipo de la Liga MX aseguró que, en su momento “la entonces directiva, a través del departamento de Recursos Humanos, apoyó a la agraviada e investigó el caso y después de entablar diálogo con ambas partes, acordó no despedir al jugador a petición de ella, sino que se le sancionara con una suspensión por poco más de dos meses sin goce de sueldo y sin actividad alguna en el club, otorgándole el perdón correspondiente”.

Asimismo, comunicaron que la afectada, cuya identidad no ha sido revelada “dio por terminada su relación laboral con el Club Universidad un año y dos meses después (noviembre de 2018)”, situación que difiere a la información publicada por el periódico ya mencionado, donde afirmaron, con el respaldo de una entrevista, que la víctima fue despedida y que en realidad, “los dirigentes del club minimizaban los hechos”.

En la columna periodística también se escribió que Irma Manrique, del área de recursos humanos, recibió la instrucción de borrar todas las fotos íntimas del celular de Marco García. No obstante, la publicación viene acompañada de una de las imágenes, donde aparentemente también aparecer el rostro de Marco, jugador que debutó en este torneo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here