“Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre en voz alta lo que realmente está ocurriendo” Rosa Luxemburgo.
El pasado lunes, 2 de diciembre, nuestras empleadas, las diputadas y senadores duranguenses emanadas de la cuarta, Maribel Aguilera, (vocera del grupo), Patricia Ortega, Lourdes Montes, Margarita Valdez y Miguel Ángel Lucero, ofrecieron una conferencia de prensa para explicar, mostrando sus adelantos en “economía moral”, cómo a Durango le fue “requete bien”, en la distribución de los 6.1 billones (millones de millones) de pesos aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020. En dicha conferencia afloraron, con motivo de la ausencia de su colega Martha Olivia García (quien había dado su propia conferencia en solitario), las evidentes divisiones internas de la cuarta, que con su pan se coman y buen provecho les haga. Aparte de su obsequioso papel como voceras del ejecutivo federal, conviene aclarar el que les correspondería como representantes populares.
Antecedentes recientes nos lo clarifican. Recordemos que dichas “representantes”, funcionarios federales (marcadamente del bienestar y del INPI) y otros personeros, todos de la cuarta, publicitaron la visita del Presidente de la República a El Mezquital, Durango, ensalzando “el amor presidencial a los indígenas” y arengando sobre su intención gestora pro indigenista, ante el ilustre visitante. Parto de los montes. Su lugar escenográfico se redujo a tomarse selfis y aplaudir festivamente el cotidiano inventario del mandatario, sobre supuestos logros de su gobierno, combinación de medias verdades con: 1.- desfachatadas ficciones repetidas durante un año: “todos los niños de educación básica y los jóvenes de bachillerato tienen beca”; “el 50% de los hogares mexicanos (o sea ¡65 millones de mexicanos!) tienen algún beneficio del bienestar”; “todos los ancianos y los discapacitados tienen apoyo”. 2.- Sus rencorosas y machaconas mentiras descalificadoras: “las organizaciones que se están manifestando en el Congreso (refiriéndose al el MAN y otras organizaciones) “quieren moches y volver a lo de antes”. 3.- sus “jocosas” ocurrencias, con que justifica y elude la inepcia, corruptelas y opacidad de su administración, única verdad de sus monsergas: “la burocracia del gobierno es como un toro echado, eso me gusta más que elefante reumático”; y, su “graciosa” salida histriónica: “quiero que me ayuden a echarlo a andar”, manipulación y demagogia puras, dadas sus conocidas rabietas ante cualquier opinión diferente a la suya, por tímida e insignificante que sea y la consiguiente campaña descalificadora e intimidatoria contra los individuos o grupos críticos, sedicentes o simplemente solicitantes.
Durante la discusión del PEF 2020, por los diputados federales, en la controvertida y anticonstitucional sesión del 22 de noviembre, signada con fecha 6 de diciembre, organizaciones de ciudadanos mexicanos nos manifestamos en la Cámara de Diputados, exigiendo que no se recortara recursos a programas sociales y que se programaran obras de infraestructura urbana, educativa, y de comunicación, en pueblos y colonias de todo México; en el caso de nuestro estado, para los municipios de El Mezquital, Durango, Súchil, Nombre de Dios, Vicente Guerrero, Poanas, Gómez Palacio, Lerdo, Simón Bolívar, San Juan de Guadalupe, Tlahualilo, Mapimí, Hidalgo, Canatlán, Nuevo Ideal. A pesar de la insistencia de nuestra organización y diputados de que el gobierno aplicara los recursos de manera directa y conforme a la normativa, como siempre se ha hecho, el presidente, Morena y los diputados cuarteros, haciendo gala de su nefando arte de fingir no entender, no escuchar y no ver, respondieron intensificando hasta lo obsceno sus conocidas patrañas: “quieren moches”, “quieren volver a lo de antes”, “quieren ser intermediarios”. ¿pruebas? Para qué. Son la cuarta, el non plus ultra de la moralidad y la virtud. Su palabra es ley y debe creerse, acatarse ciegamente y repetirse como dogma de fe. Quedan como monumento a la ignominia, la declaración de Mario Delgado: “votaremos la propuesta del presidente, sin cambiarle ni una coma”, sin concebir que toda incondicionalidad, prostituye; la utilización de la Guardia Nacional, tanquetas y granaderos para “encapsular” a los manifestantes; y, la irracionalidad y visceralidad de los ataques de los diputados morenistas, contra los de Antorcha, cuantas veces tomaron la palabra para proponer lo mencionado. Así, los querubines de la cuarta aprobaron el PEF 2020, supeditando incondicionalmente el Poder Legislativo (que representan), al Poder Ejecutivo.
Ese fue el triste papel que jugaron nuestras legisladoras. Su conferencia, un intento fallido por disfrazar la farsa que representan, réplica caricaturesca de la farsa nacional, de la que solo les falta aprender a eludir preguntas incómodas de reporteros inquietos, con manidas descalificaciones, patente cuando, Aguilera reconoció recortes al campo y a SCT (infraestructura carretera), que, obviamente se reflejarán en el agro duranguense, agravando los efectos devastadores de la sequía; y, en la ausencia de proyectos de construcción y conservación de carreteras y caminos. Según Maribel, los recortes se compensan con aumento a salud, donde, dijo, “faltan médicos, enfermeras” y “medicinas”; “olvidó” mencionar que ese personal fue despedido de los cancelados programas PROSPERA (componente salud) y Seguro Popular y que el desabasto de medicinas se agravó por los recortes y ocurrencias de AMLO. ¿Se tratará de generar un perverso y maquiavélico traslape del síndrome de Estocolmo, al aspecto social? “Olvidó” también, aclarar que, en salud y medicamentos gratuitos para población sin seguridad social, recortaron 3%. Ya encarrilada y en su urgencia por borrar su pecado original (su reciente pasado priista) y mostrar su conversión moral y lealtad (¿?) al presidente, la señora añadió que las únicas organizaciones que “hacen ruido” son la CNC y Antorcha Campesina (siempre Antorcha), porque, “estaban acostumbradas a recibir ¡millones y millones y millones de pesos de pesos!”, espetó tres veces la dama. ¿de quién? ¿cuántos millones? ¿dónde? Respuesta gansa, o sea ninguna. Para todo cuartero que se precie de serlo, con repetir una calumnia debe bastar para que se les crea cualquier rueda de molino, dada su auto coronada aureola de impolutos. Más. ¿las únicas organizaciones? Pues en San Lázaro estuvieron varias más, incluyendo algunas que apoyaron al actual presidente en su campaña (FAC, CIOAC, CODUC); Y, por palacio han desfilado padres de niños con cáncer, feministas, etc., “haciendo ruido” y recibiendo indiferencia.
También olvidaron, las diputadas, informar y ningún reportero les preguntó, sobre los recortes que aprobaron contra pueblos indígenas, a pesar del “amor” presidencial; contra becas de educación básica (-57%), sin haber finiquitado dos bimestres de 2018 del programa PROSPERA, ni regularizado los pagos de becas 2019; contra Jóvenes Construyendo el Futuro (-38%), sin haber aclarado el destino de los recursos no ejercidos durante los 2 primeros tercios del año, en que, del millón a inscribir, sólo hubo un 30%, ni sobre las listas fantasmas de beneficiarios y empresas, ni sobre el hecho de que, del millón de inscritos (meta supuestamente alcanzada entre septiembre y octubre), sólo 15,000 (sí, quince mil) lo están en las empresas que participan en el programa, según declaró, ni más ni menos que la titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján; contra preparatoria en línea (-97%), vivienda social (-17%); contra organismos autónomos, marcadamente, el INE, INEGI y otros con alguna chispa de independencia respecto a “otros datos” del ejecutivo, cuyo acoso en su contra ha sido permanente; contra entidades federativas y municipios, maniatando con ello a gobernadores y presidentes municipales, con el “argumento” de que son corruptos, así, en general; etc. Obviamente, se negaron en redondo a programar las obras solicitadas por nuestros diputados.
En contrapartida, los diputados de la cuarta, tuvieron a bien acordar: 1.- un aumento de 50% a su aguinaldo; 2.- 1,700 millones de pesos de presupuesto para su partido, Morena; 3.- aumento al programa Sembrando Vida, que se ha enfocado esencialmente para el sureste del país, donde (ojo) AMLO construirá su tren maya, actualmente se realizan asambleas comunales “informativas” al respecto y, próximamente, se realizarán las ¡famosas y democráticas! consultas ciudadanas, para legitimar la decisión presidencial; 4.- aumentos a becas nivel medio superior, 65 y más y, discapacitados, lo que prueba el engaño presidencial, durante todo un año, de que “todos cuentan con esos apoyo”.
Señoras diputadas duranguenses de la cuarta, si lo aquí expresado por este humilde ciudadano es cierto, entonces son evidentes la mentira, el engaño y la traición a los ciudadanos duranguenses, cuyos intereses ustedes sacrifican a los del ejecutivo y a los suyos personales. Por nuestra parte, en vista de la farsa que el presidente, la cuarta, y morena representan, Antorcha seguirá “haciendo ruido”, haciendo claridad al pueblo e invitándolo a constituir su partido y una alianza nacional progresista y popular. Próxima cita, estadio Azteca, 21 de diciembre. Magno evento de cierre de festejos de nuestro 45 ANIVERSARIO.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here