Las perspectivas para el país son positivas para el siguiente año debido a que el sector manufacturero sería uno de los impulsores del crecimiento, explicó el gestor de inversiones Principal Financial Group, a través de su división de global investors.

El impulso que tendría la economía nacional recae en que este se vería beneficiado por el regreso de empresas manufactureras ante un conflicto comercial que se prolongaría y la expectativa de que la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) llegue tan pronto como en enero del siguiente año.

“Debido a que el conflicto comercial entre las dos mayores economías del mundo se prolongaría, países de mercados emergentes atraerán inversión en el sector manufacturero, entre ellos, México que se vería favorecido por la ratificación del T-MEC en enero”, comentó durante un evento, Bob Baur, economista global de Principal Financial Group en la Ciudad de México.

Los costos de la manufactura en China se han incrementado en los últimos años y esto abre las puertas a mercados como México donde el salario representa un costo de oportunidad para las empresas globales, explicó Baur.

“Espero que esto se vea reflejado con la firma del tratado que traerá una mayor incertidumbre y el sector que lo verá reflejado será este”.

El especialista recalcó que el crecimiento global será otro de los catalizadores, debido a que al país le favorecería este impulso y una mayor apertura global.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here