En los últimos 18 años se incrementó la destrucción de plantíos de amapola en México, siendo Guerrero, Durango y Chihuahua las entidades con mayor número de hectáreas erradicadas.

De acuerdo con el último informe elaborado por GLAC Consulting, en 2017, último año del que se tiene registro, fueron destruidos 201 mil 871 plantíos, equivalentes a 18 mil 829 hectáreas, lo que representaron un incremento de un 227 por ciento más con relación a 2007, cuando fueron destruidos 73 mil 129 plantíos, equivalentes a 13 mil 189 hectáreas.

A pesar de que la destrucción de amapola, mayormente realizada por elementos del Ejército Mexicano y de la Marina Armada de México, registró un comportamiento irregular, fue a partir de 2007 cuando, según el informe, se presentó un aumento.

Por ejemplo, en el 2000 se destruyeron apenas 182 mil 137 plantíos de amapola, equivalentes a 15 mil 718 hectáreas, mientras que en 2010 los plantíos destruidos disminuyeron a 93 mil 352, lo que equivale a 15 mil 484 hectáreas.
Este mismo año, Guerrero con 8 mil 243 hectáreas destruidas, Durango (8 mil 152) y Chihuahua (6 mil 082) fueron las entidades con más plantíos destruidos y los de mayor superficie; mientras que en 14 entidades del país no se registró ningún caso, ya sea por falta de operativos, porque las condiciones climáticas y geográficas no fueron óptimas para su desarrollo o porque no fueron detectados.

Sinaloa (3 mil 533), Oaxaca (mil 551) y Nayarit (mil 126) se ubicaron como las entidades que le siguen de acuerdo con el ranking 2017 elaborado por GLAC Consulting.

El informe toma mayor relevancia, ya que en septiembre pasado, ésta se vio impactada por los trabajos de seguridad que realiza el Gabinete de Seguridad del Gobierno de México.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) destruyó 10 plantíos de amapola y 53 de mariguana. De los cuales, 28 fueron en Jalisco, 10 en Sinaloa, nueve en Chihuahua, nueve en Guerrero, cuatro en Durango y tres en Zacatecas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here