Los hechos sucedidos en Culiacán con Ovidio Guzmán, y en Sonora con la familia LeBarón, afectan el “espíritu” de la inversión, reconoció este jueves el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

Sin embargo, consideró en conferencia de prensa que los inversionistas no ven esos casos como generalizados en el país y, además, el Gobierno federal tiene un plan de crecimiento para detonar inversiones.

Acompañado de Eugenio Nájera, titular de NAFIN-Bancomext, Romo señaló que la economía mundial atraviesa un momento complicado y eso impacta a México, no obstante, admitió que a nivel interno el reto más importante es garantizar la seguridad y resolver ese problema que, si bien fue heredado, ahora toca resolver al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Estos eventos por supuesto que impactan mucho emocionalmente y también en el espíritu de inversión, claro que afectan. Sin embargo, la obligación nuestra es ubicarlos donde deben de estar y no magnificarlos en el buen sentido de la palabra.

“Es decir, sí tenemos este problema pero tenemos un plan para crecer, por más errores que podamos tener o accidentes de corto plazo, estamos atacando todo el fondo de problema (de violencia) y estamos sentando las bases para que esto se termine y nos ayude a crecer más rápido”, detalló.

Romo dijo que en los últimos días ha estado hablando con inversionistas sobre las ventajas del país, ya que su mandato es ver por el crecimiento económico y hablar de lo positivo como es la estabilidad macroeconómica del país.

“Lo negativo lo debemos de tener como punto de referencia pero que no nos asuste”, sostuvo.

Romo dijo que el miércoles tuvo reuniones con inversionistas y funcionarios de Estados Unidos y “no lo ven como una cosa generalizada (hechos de violencia)”, sino que lo ven como un caso triste pero no como una problemática.

Refirió que durante las reuniones con empresarios e inversionistas “estamos tratando de separar lo que es inseguridad y violencia de la inversión. La relación con Estados Unidos y Canadá es tan fuerte que uno o dos casos no pueden empañar la relación. Sí son hechos muy tristes y hay que arreglarlo, porque México con más seguridad estaría creciendo a tasas del doble”.

En ese sentido, el jefe de la Oficina de la Presidencia estimó que el reto es sembrar más confianza y certidumbre entre el sector privado, “esa es la tarea más importante del gobierno para compensar lo negativo que hay y sacar más lo positivo”.

2019, sin crecimiento
Alfonso Romo previó que el 2019 cerrará prácticamente sin crecimiento económico, pero en 2020 el escenario podría cambiar porque se está trabajando muy de cerca con el sector privado, incluso, adelantó que la próxima semana se daría un anuncio relacionado con el Plan Nacional de Infraestructura 2019-2024.

El funcionario hizo un recuento sobre las “turbulencias” que ha padecido México, desde la amenaza de aranceles por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hasta los acontecimientos de protestas sociales en países de América Latina.

A ello -agregó- se suma que el gobierno de López Obrador emprendió un cambio de régimen que busca modificar aspectos inerciales como el gasto público y ha iniciado un combate contra la corrupción.

“Toda esas turbulencias hacen que el sector privado pague por ver, el dinero es muy conservador, si no hay certidumbre no se invierte. También luchamos contra un gasto irresponsable de los últimos sexenios y hay cambio de régimen. Entonces, por un lado, lo externo y por otro lado el luchar contra la corrupción, el gasto y burocracias, pues todo eso nos está llevando a que este año prácticamente no crezcamos”, subrayó.

Sobre el plan de infraestructura, dijo qué hay un consejo de infraestructura con miembros del gabinete, empresarios y banca de desarrollo, quienes se reunirán el próximo martes a fin de anunciar las primeras etapas del Plan Nacional de Infraestructura.

“Estamos poniendo todo el esfuerzo para realmente salir de esta atonía y parálisis, estamos tan preocupados como ustedes y la sociedad de que México debe de crecer. Estarnos trabajando muy de cerca con todos los sectores productivos para inyectarle confianza y que empresarios sean los principales embajadores. México tiene oportunidades y las vamos a capitalizar”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here