La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), ajustó este martes nuevamente sus pronósticos de crecimiento para México en este 2019 a 0.2 por ciento, desde el 1 por ciento que estimaba en julio pasado y el 1.7 por ciento previsto en abril.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo, dijo que esta baja se atribuye a la desaceleración global y a un retraso en el ejercicio del presupuesto para este año.

“Todos los organismos estamos revisando a la baja. Este año prevemos un crecimiento de 0.2 por ciento en el PIB de México y esta baja está muy vinculada al desempeño internacional, que el contexto impacta a todas las economías, y asociada a retrasos en la ejecución del presupuesto, con menor inversión pública y privada”, expuso la funcionaria.

Los últimos pronósticos hecho este mes de octubre fueron ajustados a la baja. El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó su pronóstico de crecimiento del PIB a 0.4 por ciento desde 0.9 por ciento en 2019, mientras que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) lo bajó a 0.5 por ciento desde el 1.6 por ciento previo.

Hacia el 2020, Bárcena indicó que las proyecciones sobre México son más positivas. No reveló una cifra dado que dijo estar próxima la publicación de su revisión de proyecciones de crecimiento económico para las economías de América Latina.

“Las proyecciones para el próximo año –2020- no son negativas, vemos un crecimiento positivo porque los incentivos de la secretaría de Hacienda para acelera la inversión jugarán un papel más activo”, comentó en la conferencia de prensa para la presentación de informe Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2019.

Alertó como áreas de atención el tema de la inversión, tanto pública con un gasto más eficiente, como privada; continuar trabajando en la inclusión social y el combate a la desigualdad.

Desde el punto de vista externo, una ratificación del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) daría mayor certidumbre a la inversión y se vería reflejada en la relación con Estados Unidos.

Ya entre enero y septiembre, las exportaciones de México a Estados Unidos crecieron más de 6 por ciento, como reflejo de las oportunidades que se están capitalizando por la guerra comercial entre el vecino del norte y China.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here