CIUDAD DE MÉXICO.- El duelo eliminatorio rumbo a la Eurocopa 2020 entre las selecciones de Bulgaria e Inglaterra fue detenido por el árbitro algunos minutos, luego de que se escucharan cánticos racistas desde la tribuna contra algunos jugadores ingleses.

Un sector de aficionados en el Estadio Nacional Vasil Levski de Sofía, comenzaron a lanzar silbidos e insultos cuando algún jugador inglés de raza negra tocaba la pelota en el terreno de juego.

Al minuto 35 del encuentro, el árbitro central tomó el balón y detuvo el cotejo por unos minutos con el afán de tranquilizar la situación, para ese momento, el representativo inglés ya lo ganaba por 0-3 gracias a las anotaciones de Rashford y un doblete de Ross Barkley.

Aproximadamente cinco minutos después, el parido fue reanudado y Raheem Sterling aparecería para conseguir la cuarta anotación justo antes del descanso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here