Giovani dos Santos, con la herida abierta en el muslo derecho tras recibir una patada de Antonio Briseño, el sábado, en el clásico nacional. Foto: Imago7

CIUDAD DE MÉXICO.- El defensa del Guadalajara, Antonio Briseño, fue suspendido cuatro partidos, mientras la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) descartó que haya existido algún escupitajo por parte del portero de América, Guillermo Ochoa.

Se sanciona al jugador Antonio Briseño Vázquez con 4 partidos de suspensión. Dicha sanción consiste en 2 partidos de suspensión con base en el informe arbitral por la Causal 3: Ser culpable de juego brusco grave, más 2 partidos adicionales determinados por la Comisión Disciplinaria”, apuntó.

Explicó que El Pollo Briseño “deberá cumplir su sanción en el torneo de la Liga MX, y no podrá participar en las divisiones inferiores o competencias oficiales de la FMF”.

Asimismo, la comisión analizó el supuesto escupitajo de Ochoa al propio Briseño, y determinó que no existe tal, por lo que no hay sanción.

Se entrevistó a los involucrados en este evento, así como al asistente 2, Sr. Michel Alejandro Morales, coincidiendo en sus declaraciones que no existió dicha acción. Por lo anterior, esta comisión determina que no existen elementos para aplicar alguna sanción”, acotó.

Por otra parte, el Atlético San Luis recibió un “apercibimiento y una sanción económica” por “los gritos racistas emitidos por aficionados en tribuna del estadio Alfonso Lastras durante el partido entre los clubes San Luis y Tijuana”.

Por su parte, el mediocampista de Chivas, Alan Cervantes, se va un cotejo “por emplear lenguaje y/o gestos ofensivo, insultante o humillante”.

En tanto, el técnico de Santos Laguna, el uruguayo Guillermo Almada, tendrá que estar en la tribuna en el siguiente duelo al recibir también un duelo de sanción “por faltar al respeto a los oficiales de partido”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here