El acuerdo alcanzado entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con Carso, IEnova y TC Energy, empresas constructoras de gasoductos, brinda certidumbre a las inversiones y ayuda a generar confianza en los proyectos, aseguró este martes la agencia de calificación crediticia Moody’s.

“El acuerdo entre la CFE y empresas constructoras de los gasoductos es un factor positivo para el crédito de estas empresas, ya que brinda certidumbre a las inversiones y asegura que los proyectos continuarán avanzando”, aseguró Roxana Muñoz, analista de la firma.

Según el presidente Andrés Manuel López Obrador y Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el nuevo acuerdo generará un ahorro de 4 mil 500 millones de dólares para el Gobierno.

Cabe recordar que el inicio del conflicto entre CFE y las constructoras de gasoductos se dio en febrero de este año, cuando Manuel Bartlett señaló, en una de las conferencias de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, a Carso, IEnova y TC Energy de ser unas de las empresas propietarias de gasoductos a los cuales la CFE tenía que pagarles sin recibir gas.

El 1 de julio, la comisión presentó seis reclamaciones de arbitraje preliminares en Londres y una en París dirigidas a gasoductos de gas natural en construcción, entre otros.

Muñoz destacó que si bien en el acuerdo se establece que las tarifas disminuirán y que los plazos de los contratos cambiarán, el retorno de las inversiones para las empresas no tendrá un impacto material.

Además, comentó que la entrada en operación de los gasoductos permitirá que la CFE tenga acceso cierto y sostenido a fuentes de gas, lo que apoyará, a su vez, al mantenimiento de tarifas competitivas para sus usuarios finales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here