Legisladores del PAN y del PRI reconocieron el enmiende de plana que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en el sentido de que su Gobierno no va a negociar con grupos armados fuera de la ley, pero le exigieron “no mentir” en este tema.

Dulce María Sauri, diputada priista, manifestó que es correcta la posición del jefe del Ejecutivo en este asunto, ya que “a la delincuencia organizada hay que combatirla, no hay que dialogar con ella”.

“El mensaje tiene que ser claro, con la delincuencia organizada no se dialoga, se le combate”, enfatizó la legisladora.

El senador panista Damián Zepeda señaló que si bien López Obrador hace bien en aclarar este comentario que realizó la secretaria de Gobernación, recordó que este asunto lo había venido planteando Andrés Manuel López Obrador desde su campaña.

“Es una idea que vienen hilando desde campaña, pensando en un absurdo que un pacto con la delincuencia pudiera de alguna manera bajar los índices delictivos”, indicó.

Al respecto, Sauri opinó que en el caso de la amnistía que ha propuesto López Obrador a personas que hayan cometido delitos menores, pero que están vinculados a grupos armados, “se tiene que establecer con claridad cuál es la política de este gobierno”, porque “un mensaje ambiguo es muy peligroso”.

“Pensar que va a haber una amnistía para aquellos que cometen delitos cuyas causas siguen estando presentes, como es el caso del tráfico de drogas, es francamente un búmeran contra la tranquilidad de los mexicanos”, advirtió.

La senadora del PRI recalcó que el Gobierno federal tiene que ser claro en los intentos que ha hecho para que aquellas personas que sientan vulneradas su situación, que están inseguras y que han decidido a la mala usurpar la función central del Estado, que es el monopolio de la fuerza, puedan reencauzar su camino y deponer las armas.

Sin embargo, subrayó que esto no quiere decir que estas personas no han cometido delitos y que estos delitos no tengan que ser sancionados.

Mencionó que el presidente de la República ha reiterado en varias ocasiones su propósito de una amnistía pero, como en otras cuestiones, “realmente es muy difícil entender qué es lo que quiere el jefe del Ejecutivo federal”.

En tanto, Zepeda señaló que negociar con grupos de la delincuencia organizada “no sólo sería terrible, sino ilegal”.

“Sería un delito. Se llama encubrimiento. El que se dialogue con delincuentes acreditados con órdenes de aprehensión y que no se denuncie ante la instancia correspondiente es un delito. Un servidor público no puede hacer eso”, sostuvo.

El legislador del PAN dijo que más allá de que el país pasa por el peor momento de inseguridad en el país, “pensar en el absurdo de que esto se puede resolver pactando con la delincuencia sería terrible, ilegal”.

Y si es así, subrayó el panista, “el gobierno federal está obligado a informar con ¿cuáles (grupos está negociando)?, ¿dónde (se han dado estas negociaciones)?, ¿exactamente con quiénes?, ¿con qué objetivo?”.

“Hay mucho que aclarar. Esto amerita por supuesto un informe. Amerita una comparecencia de la secretaria de Gobernación. Amerita transparencia de exactamente qué están llevando a cabo”, enfatizó el panista.

Adelantó que la bancada de Acción Nacional en el Senado propondrá la comparecencia de Sánchez Cordero para que explique exactamente a qué se está refiriendo con las negociaciones entre el gobierno federal y grupos armados.

Segob empodera a delincuentes: Silvano

MORELIA.- El gobernador Silvano Aureoles acusó que el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, “ha entregado recursos y empoderado a delincuentes” en Michoacán.

Agregó que Peralta “viene a darle dinero a los delincuentes, a quienes ultrajaron y maltrataron a los soldados de México”.

El mandatario estatal recordó que el funcionario se reunió –en julio– en La Huacana, con gente que persiguió y atacó a los militares.

En lo que hace al plan de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para reducir la violencia, el gobernador consideró incorrecta la estrategia de acercarse “con personas que delinquen”. Aclaró que “en Michoacán no hay autodefensas, hay líderes que se hacen llamar autodefensas; pero son delincuentes”.

Por último, el gobernador afirmó que “apoyar a criminales u otorgarles amnistías, es muy peligroso”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here