Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) activaron este viernes el Plan DN-III, con motivo de una fuga de gas Licuado de Petróleo (LP) sobre el ducto Cactus-Guadalajara, en el municipio de Nextlalpan, Estado de México.

Los soldados establecieron una línea de seguridad periférica a las inmediaciones del lugar de la fuga, a fin de evitar que personas civiles se acercaran al sitio del evento, toda vez que se encuentra a un kilómetro de un fraccionamiento habitacional.

Los efectivos militares coadyuvaron en la evacuación de aproximadamente mil 800 personas de las viviendas aledañas y realizaron patrullajes en la colonia afectada para evitar posibles actos de pillaje.

Al lugar del incidente se presentó personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) para realizar los trabajos de cancelación de la fuga, así como elementos de Protección Civil y Bomberos de los municipios mexiquenses de Nextlalpan y Zumpango, con el fin de apoyar con agua en la dispersión de la nube de gas.

Más temprano Luis Felipe Puente, coordinador General de Protección Civil del Estado de México, informó que se registró una fuga de gas en una toma clandestina en el municipio de Nextlalpan.

El gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, dijo que han trasladado a unas tres mil personas a un albergue temporal debido a la fuga.

El hecho se registró alrededor de las 03:00 horas, en el poliducto Cactus-Guadalajara, muy cerca del Fraccionamiento Paseos del Valle y a un costado del Circuito Exterior Mexiquense.

Explicó que están el sitio más de 500 elementos de seguridad de Petróleos Mexicanos, de la Policía Estatal, del Ejército Mexicano, Protección Civil y Bomberos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here