Durango, Dgo.- Con el propósito de brindar mejor servicio a los usuarios, en este caso a los alumnos, el rector de la Universidad Juárez, Rubén Solís Ríos, giró instrucciones para que a través del área de Sistemas y la Dirección de Servicios Escolares se haga lo conducente para que el proceso de inscripciones se modernice y ya no sea un suplicio para los jóvenes que duran hasta tres días, mínimo, para lograr completar su trámite para quedar insertos en la máxima casa de estudios.
Sin embargo, el guía universitario felicitó al equipo de Contraloría, encabezado por Jesús Espinoza Flores, por los logros que la Universidad ha tenido en cuanto a la calidad de los servicios que presta, lo cual fue dado a conocer durante el desarrollo de la primera reunión del consejo de revisión de calidad, que comprende de enero a junio de 2019, aunque, agregó, en este aspecto falta mucho por hacer.
Ante la presencia de directores de diversas áreas que conforman la administración que encabeza desde mediados de diciembre de 2018, que asistieron a la reunión convocada por el Sistema de Gestión de Calidad, el Rector insistió en que se debe modernizar el proceso de inscripción, “… tengo información de que es un suplicio, nuestros alumnos dedican tres días, por lo menos, para inscribirse en esta Universidad, en uno acuden a la unidad académica por las calificaciones, otro día hacen fila en una institución bancaria y el tercero regresan a su Facultad para que les den su horario de clases”.
En ese contexto puso de ejemplo que en otras universidades los alumnos realizan este proceso desde la comodidad de su casa si tienen el servicio de Internet o, en su caso, acuden a un café-internet y desde ahí, cómodamente, efectúan su inscripción, por eso la exigencia de que en esta Universidad se modernice el sistema, como ya existe en otras del país, dijo.
Además, de acuerdo con la información proporcionada por el Sistema de Gestión de Calidad, sólo las Facultades de Ciencias Químicas, Ciencias Forestales y Trabajo Social han participado en procesos de certificación como el de control escolar, servicio social y vinculación, “… aquí la meta debe ser que el ciento por ciento de las Facultades de nuestra Universidad puedan certificar, por lo menos, estos mismos procesos…”, sentenció.
El Rector está consciente de que esto implica una gran tarea a desarrollar para que se tenga un rebote a favor de los usuarios que hacen uso de los diferentes servicios que proporciona la Universidad. También lanzó un exhorto a que se haga un esfuerzo extraordinario para atender las ‘no conformidades’ y que se preparen lo mejor posible para la auditoría interna, que está en puerta.
“Por ello los invito para que el trabajo en torno al Sistema Integral de Gestión de Calidad siga siendo de compromiso institucional y que nos permita seguir siendo la máxima casa de estudios en el estado de Durango…”, pronunció.
La Universidad Juárez tiene acreditados más del 90 por ciento de los programas educativos, solamente aquellos de reciente creación y los que han tenido problemas con los organismos que los acreditan no han salido adelante, dijo el Rector y agregó que a la par que se van acreditando los programas académicos se van certificando diversas áreas; actualmente, se tienen siete sistemas certificados y más de 40 áreas que han sido evaluadas, pero no es suficiente, “… a mí me parece que hay procesos que urge que nosotros les demos seguimiento para incluirlos en el Sistema de Calidad…”, finalizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here