El jugador rojiblanco acepta que no han cumplido con las expectativas de manera grupal e individualmente

CIUDAD DE MÉXICO.- Jesús Molina admitió que la situación por la que atraviesa Chivas es una responsabilidad compartida, pero se inclina más hacia al jugador. A su vez, admitió que han quedado a deber grupal e individualmente.

Es una responsabilidad compartida, de jugadores cuerpo técnico y directiva, pero quien tiene más porcentaje es el jugador. Nosotros somos los que tenemos que dar lo mejor de cada uno para obtener buenos resultados, pero no hemos cumplido con las expectativas, hemos quedado a deber grupalmente e individualmente no ha sido lo que se esperaba. Hay cinco partidos que se vienen, la única palabra es ganar. Ahora hay que demostrar en la cancha”, aceptó.

El jugador rojiblanco entiende los reclamos de la afición y considera que el plantel debe tener vergüenza deportiva.

“La gente está en todo su derecho de reclamarte, de dar su opinión de lo que está pasando con el equipo. Uno no puede decir nada, cerrar la boca y corresponderle dentro de la cancha con esa confianza que nos brindan. Tenemos que salir estos cinco juegos por ellos. Debemos de tener vergüenza deportiva. Es un momento complicado, uno siempre quiere salir adelante, demostrarle a la gente que uno quiere ganar”, indicó.

Molina está consciente que sin resultados positivos, están en la cuerda floja y si no clasifican a la Liguilla, sería un fracaso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here