CIUDAD DE MÉXICO.- El Síndrome de Down es una condición genética ocasionada por la presencia de un cromosoma extra en el par 21.

A pesar de los avances médicos aún no se conoce la causa. No está relacionado con raza, religión, edad o condición socioeconómica.

Aunque a últimos años el pensamiento de la sociedad ha cambiado en muchos aspectos, sigue existiendo mucha desinformación que da paso a la discriminación.

Hoy 21 de marzo se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down y por ello Excélsior Digital quiso ver el mundo desde su perspectiva.

¿QUÉ PIENSAN Y SIENTEN LAS PERSONAS CON SÍNDROME DE DOWN?
Para saberlo nos dirigimos a la Fundación John Langdon Down, una institución líder en México que brinda atención educativa, médica, psicológica y trabajo a niños, adolescentes y adultos.

Cuenta con un programa educativo, una clínica, una escuela de arte y una cafetería llamada Tres 21 Arte-Café, la cual forma parte esencial de los programas de la Fundación, su objetivo es promover la integración social y laboral de los involucrados.

En la Ciudad de México cuentan con cuatro sucursales, dos de ellas en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, una en el Hospital Adolfo López Mateos y la sucursal matriz en la instalaciones de la Fundación John Langdon Down.

Ahí es donde nos encontramos con la Directora General Pilar Mostalac quien nos platicó más a fondo los objetivos de la fundación.

La gente los discrimina porque no saben que tienen la capacidad para llevar a cabo cualquier tarea, uno de nuestros objetivos más importantes es lograr que sean personas autónomas e independientes”, aseguró Pilar.

Principalmente la fundación es una escuela como en cualquier otra, tienen clases diarias: música, danza, teatro, deportes, natación.

Un salón de clases lleno de niños con síondrome de Down realizan ejercicios sentados sobre un piso d emadera
El comedor escolar está pensando específicamente para ellos, llevan una alimentación balanceada basada en un programa nutricional que aborda el tema del sobrepeso y la obesidad, padecimientos asociados con el Síndrome de Down.

Estando ahí pudimos platicar con Daniel Oseguera, un joven que además de artista está involucrado en el taller de *gastronomía y trabaja en la cafetería Tres 21 Arte-Café.

*En el taller de gastronomía se les enseña a hacer galletas, pasteles, sándwiches, ensaladas y gelatinas, alimentos que son vendidos posteriormente en la cafetería

Ellos están involucrados desde la compra de los insumos, la creación de las recetas, la preparación de alimentos y la atención al público.

Me gusta mucho trabajar en la cafetería, yo vendo comida, bebidas calientes y frías. También preparo la comida”.

Aunque le gusta cocinar y atender en la cafetería, Daniel asegura que el arte es su pasión.

A mi me encanta pintar, más animales. Tengo muchos amigos aquí y novia”, dice.

Gabriela Saucedo, Coordinadora del Departamento de Recaudación de Fondos, nos dio un recorrido por las instalaciones y nos platicó de los talleres y los casos de éxito.
Todos los días hay chicos trabajando en la cafetería, tienen diferentes horarios dependiendo de sus actividades. A los chavos todos los viernes se les paga. Es increíble porque hacen de todo, cafés, atienden a las personas, están en la caja, etc”.

El objetivo es darles las herramientas para que logren explotar al cien el potencial que tienen, por eso es la atención tan personalizada. Su aprendizaje es un poco diferente al nuestro pero puede hacer de todo”.

Uno de sus casos de éxito más conocidos es Rubén Larios, un hombre de 51 años que también trabaja en la cafetería y actualmente vive solo.

Él es independiente, se viene a la fundación solo, hace su super. Su historia es increíble, él llegó cuando abrieron la fundación, estuvo de pequeño, luego tomó terapias independientes y regresó hace 15 años”.

En 2017 la fundación cumplió 47 años de ofrecer atención integral para mejorar la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here