La combinación de una inflación con tendencia a la baja y la postura monetaria de la Reserva Federal (Fed) más acomodaticia, refuerza la expectativa de que el Banco de México (Banxico) podría bajar la tasa de referencia en la segunda mitad del año, mencionó este jueves Eduardo Osuna, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Al marco de la 82 Convención Bancaria, Osuna destacó que la principal razón por la cual las tasas de interés del Banco Central mexicano bajarían en el segundo semestre del año tiene que ver con la convergencia de la inflación dentro del rango del banco central, pero también ayuda lo que está pasando en Estados Unidos de las perspectivas de mantener las tasas sin cambio.

“Lo que estamos viendo los analistas es que sí podría haber una baja de tasas hacia el segundo semestre del año”, explicó.

Señaló que de confirmarse un recorte de la tasa del Banxico, el primer efecto positivo se vería reflejado en el repunte del crédito en la economía.

“Sin duda una bajada de la tasa de referencia del Banco de México ayuda al crecimiento del crédito, pues al final la tasa de interés es el costo del crédito en la economía, entonces cuando el precio es menor hay una mayor demanda y el volumen prestado se incrementa”, indicó.

Los funcionarios de la Fed recortaron esta semana sus previsiones de alzas en este año a cero, desde las 2 que se preveían en diciembre.

Adicionalmente, la última encuesta de Citibanamex reportó que por primera vez desde noviembre de 2018 el consenso ajustó el nivel de la tasa de referencia para finales de 2019, ubicándola en 8 por ciento, lo que significa un recorte de 25 puntos base, con una mayor probabilidad de que sea en la reunión de política monetaria de noviembre de este año.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here