Durango, Dgo.- Por primera vez, tenemos un Presidente de México que, sí le cumple a Durango, para construir caminos y carreteras, apoyar a los sectores más vulnerables como son los jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad, ejidatarios, pero sobretodo comprometerse a regularizar los Cadi’s, afirmó el diputado Rigoberto Quiñonez Samaniego.

Durante la sesión ordinaria, destacó que, en la pasada visita Andrés Manuel López Obrador, los duranguenses fueron testigos del trabajo extraordinario y de gestión que está realizando el Presidente, promoviendo siempre una cultura de diálogo en vez de reprimir.

“El Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, acompañamos y acompañaremos siempre a nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador en esta lucha encaminada a lograr la cuarta transformación, que no es sólo una época de cambios, sino un cambio de época”, señalo el representante popular.

Uno de los aspectos que destacó, fue el crédito ganadero, gran noticia para todos los agricultores del Estado y del país, ya que este se va a entregar a los productores de ganado, a los ejidatarios, a los pequeños propietarios y campesinos; vaquillas y un semental; los que pagarán a crédito en tres o cuatro años con las crías y sin intereses.

Otro de los programas que mencionó el legislador, fue “Tandas para el Bienestar”, que consiste en que toda persona que quiera emprender un negocio podrá tener acceso a un crédito de síes mil pesos sin intereses, después de tres meses podrá empezar a pagar 500 pesos mensuales y cuando termine de pagar este préstamo automáticamente tendrá un préstamo de hasta 10 mil pesos y así sucesivamente.

“Este programa es de gran relevancia porque los duranguenses somos muy emprendedores y ahora podrán contar son el apoyo del Gobierno Federal para que echen a andar cualquier tipo de negocio”, puntualizó el legislador.

Consideró que la instalación de la Conafor en Durango es otra de las buenas nuevas del Presidente, ya que esta dependencia será quien lleve a cabo el programa sembrando vidas, donde se van a plantar árboles maderables y frutales en 25 mil hectáreas para este año y para el año próximo se doblara a 50 mil hectáreas.

Finalmente, reconoció la política de diálogo para, en vez de reprimir, escuchar los reclamos y demandas, a fin de buscar alternativas para procurar resolver los problemas de la gente, como paso son los ejidatarios de la Súper Carretera Durango-Mazatlán.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here