El presidente López Obrador se reunió en Palacio Nacional con su gabinete legal y ampliado para evaluar programas prioritarios de su gobierno.

Las variantes del cansancio
Karam, ganso y pinche transa
La Corte, a juicio en Palacio

Aun cuando las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador suelen estar cargadas de información interesante y, con frecuencia, polémica, este lunes los medidores de explosividad política marcaron uno de sus puntos más altos: por voz andresina, Felipe Calderón Hinojosa fue señalado de practicar acciones que significan conflicto de interés; México fue declarado país de fosas por el subsecretario Alejandro Encinas, quien delineó una realidad nacional pavorosa en cuanto a delictividad e impunidad; los padrones asistenciales heredados del peñismo fueron dictaminados como casi inservibles o muy incompletos y cargados de clientelismo electoral, y, para cerrar el cuadro como de preguerra política, el propio López Obrador colocó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al Poder Judicial de la Federación bajo una enérgica lupa paradójicamente justiciera, a cuyos escrutinios podrían producirse denuncias contra resoluciones judiciales que no le parecieran correctas a Palacio Nacional.

Una batería de declaraciones políticas que podrán generar las correspondientes reacciones de los personajes e intereses que se consideren afectados. Al final, la arenga que durante décadas ha acompañado marchas y protestas populares y que sintetiza el profundo enojo de buena parte de los ciudadanos contra tanto abuso, corrupción e injusticia: El pueblo / se cansa / de tanta pinche transa. López Obrador en modo manifestante, el máximo poder político del país soltando lo que parecería ser un preámbulo de combate, una aceleración de procesos ante amenazas externas, retos en camino o fabricaciones desestabilizadoras.

El silabeo guerrero se produjo en Palacio Nacional mientras, por ejemplo, en estos días coincidían en estancia en Madrid personajes peculiares (sin que haya testimonio de alguna reunión entre ellos): Carlos Salinas de Gortari, acompañado por su sobrina Claudia Ruiz Massieu Salinas de Gortari, senadora con licencia y presidenta del comité nacional priísta (ella explicó que anduvo en la capital del Reino de España por razones de estudios de posgrado), y Enrique Peña Nieto y su actual acompañante de origen potosino. Días atrás, se difundieron versiones de que Vicente Fox Quesada también habría visitado la capital hispana.

Hay otros hechos que generan lecturas atentas en el ámbito obradorista. El duro golpe a la pretensión de los ex dueños de la Cervecería Modelo de que les fueran devueltos decenas de millones de pesos (hasta 34 mil millones) fue asumido abiertamente por AMLO como un acto suyo de intervención en el proceso de resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En los actos de su gira por Veracruz y Tabasco tocó el tema señalando: Intervinimos y afortunadamente otros ministros votaron en contra (de la resolución que propondría uno de los ministros), porque estábamos pendientes. Y planteó lo que luego repetiría en la mañanera de Palacio: Una cosa es que sean independientes estos poderes (el Legislativo y el Judicial), y otra cosa es que yo no los pueda señalar cuando hay actos de corrupción.

Las palabras de López Obrador hacen recordar que el ahora Presidente de la República ha solido transitar en terrenos provisionalmente apacibles mientras no detecta signos de acumulación concertada de acciones en su contra, y que esas etapas de amor y paz llegan a su fin, para dar paso a irrupciones discursivas, cuando su olfato político cree necesario excitar a su base social y electoral y de esa manera prepararse y protegerse ante eventuales golpes políticos por venir.

En ese contexto se ha llegado al uso multívoco de la situación de cansancio: del ya me cansé, del mendaz Jesús Murillo Karam y su verdad histórica, al constante me canso, ganso de López Obrador para enfatizar su decisión absoluta de llevar adelante ciertos planes, hasta llegar al virtual puño en alto en un Palacio Nacional así entendido casi como marcha callejera de protesta: El pueblo se cansa de tanta pinche transa. Así habló López Obrador.

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here