CIUDAD DE MÉXICO.- El capitán de Holanda, Virgil van Dijk, tuvo un gran gesto con el árbitro Ovidiu Hategan tras finalizar al partido contra Alemania en la Liga de Naciones.

Van Dijk se acercó al nazareno para abrazarlo y darle las siguientes palabras de apoyo.

Estaba llorando porque su madre acababa de morir. Se rompió y se fue con lágrimas en los ojos. Le deseé fuerza y le dije que había hecho un buen trabajo. Es un pequeño detalle, que espero le ayude”, indicó el capitán.

Trascendió que Hategan recibió la noticia en el descanso del encuentro.

Van Dijk fue el autor del empate 2-2 ante Alemania en el minuto 91, lo que selló el pase de la “Oranje” a la fase final de la Liga de Naciones que se disputará en Portugal en junio próximo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here