Marko Cortés y Gómez Morín

Estamos viendo el inicio de los peores augurios sobre un gobierno populista y autoritario, aseveró el candidato a la presidencia nacional del PAN, Marko Cortés, mientras que su oponente Manuel Gómez Morín coincidió en que “con Andrés Manuel López Obrador, vamos al México de las ocurrencias y esas ocurrencias nos van a salir muy caro”.

Ambos aspirantes criticaron la decisión del presidente electo de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional del México (NAIM) en Texcoco.

“Las consecuencias por la visión de un gobierno populista ya empezaron a afectar la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), y la cotización del dólar hasta en 20.60 pesos; ahora todo el dinero público que se invirtió en Texcoco, el de los impuestos de los mexicanos, parece que se va a ir a la basura”, señaló Cortés Mendoza.

Agregó que lo realmente preocupante es que “las decisiones populistas y autoritarias seguirán, lo que genera incertidumbre entre los inversionistas. Y lo peor es que va a gobernar tomando decisiones caprichosas y cuando no quiera pagar el costo político, va a hacer consultas, lavándose las manos en cada decisión, cancelando proyectos millonarios”.

Marko Cortés manifestó que aun sin ser gobierno, el de López Obrador ya le está costando al país y ese es el reto que debe enfrentar el PAN. Por eso, hoy más que nunca, es necesario que el partido esté unido y fuerte, para que su voz se haga valer.

Comentó que “muchos mexicanos no se han dado cuenta del tamaño del reto que vamos a enfrentar en México con el gobierno de López Obrador”, apuntó en el marco de su campaña por San Luis Potosí.

En tanto, Gómez Morín dijo que con la cancelación de las obras en Texcoco, el mensaje que se envía es que en México no se respetan ni los contratos ni las inversiones, pues se privilegia ante todo, el tema político.

“Va a ser el país de las ocurrencias y esas ocurrencias nos van a salir muy caro”, señaló.

“Lamentablemente estamos llegando al México de las ocurrencias como fue (Luis) Echeverría. Echeverría fue el presidente de las ocurrencias; que se le ocurría que el Estado debía estar en todo y que empezó a expropiar empresas y hacer un Estado benefactor todo poderoso, y fueron meras ocurrencias”, agregó.

Comentó que ahora, “estamos viendo también esas ocurrencias: la ocurrencia de echar atrás el aeropuerto, la ocurrencia de echar atrás la reforma educativa, la ocurrencia de impulsar un tren en la península de Yucatán. Y con ocurrencias, un país no va a ningún lado”.

Desde Acapulco, donde realiza su campaña, el candidato a la dirigencia de Acción Nacional cuestionó que no exista información clara sobre el proyecto de Santa Lucía, por lo que exigió al presidente electo y a su equipo de trabajo, dar a conocer los detalles del mismo y aclarar qué va a pasar con las instalaciones militares que ahí se encuentran.

“No hay un plan, no hay un proyecto, lo que hay son las ocurrencias de un señor ocurrente”, insistió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here