Embajadores de Reino Unido, Suiza, España y Alemania confiaron en la estabilidad de México como socio estratégico, y aseguraron que esperan trabajar con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Luego de la entrega de sus cartas credenciales, los diplomáticos expresaron la estabilidad que han encontrado en la administración de Enrique Peña Nieto, y con esas buenas relaciones se espera continúe en el próximo gobierno.

La embajadora de Reino Unido, Corin Robertson, destacó que tiene “muchísimas ganas de trabajar con el nuevo gobierno” ya que como Reino Unido México enfrenta un proceso de cambio con decisiones polémicas y difíciles.

“Del nuevo aeropuerto es una decisión interna y nosotros sabemos muy bien cómo son complejas, difíciles y polémicas las cuestiones de infraestructura importante, tenemos problemas así, de difícil en nuestro país con el aeropuerto de Heathrow, por la construcción de otra pista”, señaló.

Sin embargo, reconoció que existen empresas británicas que tienen intereses en el proyecto de Texcoco, las cuales ya están en contacto con la embajada “para entender las implicaciones de la decisión del nuevo gobierno”, es decir, la cancelación del proyecto.

Por su parte, el embajador de Alemania, Peter Tempel, señaló que la expectativa de su país es que podrá seguir con el nuevo gobierno mexicano por las buenas relaciones que existen en el ámbito político y económico.

“Nosotros estamos en México porque es un país estable, es un país en una situación geográfica favorable, es un país grande, con un sistema educativo muy bueno, y las empresas que están aquí tienen una perspectiva a largo plazo, con una responsabilidad social y nosotros queremos seguir en este sentido con México”, sostuvo.

Luego de que el banco suizo USB señalara que el presidente electo Andrés Manuel podría usar el referéndum para extender su gobierno y manejar las reservas del Banco de México, el embajador de ese país, Eric Mayoraz, aclaró que como gobierno no puede ser responsable por los comentarios de empresas privadas.

“El UBS es un banco suizo importante, totalmente privado y no puedo hacer ningún comentario sobre lo que las empresas suizas comentan; las inversiones suizas en México son de larga duración, sólidas y no veo por qué en el momento pudieran haber cambio en sus intenciones de trabajar con el nuevo gobierno y el país”, dijo.

Asimismo destacó que en los dos meses que lleva en México no ha tenido ningún comentario de “pánico” de los inversionistas en el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here