El autor del libro biográfico Ernesto Guevara, también conocido como el Che. Foto: Karina Tejeda / Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- Ni gustos personales ni imposición de una “cultura oficial”, promete Paco Ignacio Taibo II como timón del Fondo de Cultura Económica (FCE). “Evidentemente yo prefiero a José Revueltas que a (Octavio) Paz, pero es un gusto personal; los gustos personales están fuera de los criterios más profundos con los que debe regirse una política del libro”, dice el escritor, quien aceptó la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador: dirigir el sello público mexicano fundado en 1934.

Taibo II llega como bateador emergente luego de que la escritora Margo Glantz declinó la dirección por “motivos personales”. Llega, además, después de una sonada polémica que lo dejó fuera de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. Un video, filmado meses atrás, lo expone haciendo un llamado a expropiar a empresarios que “chantajeen” a López Obrador.

Militante de izquierda, el también promotor cultural recibió la oferta del presidente electo en un acto público realizado en Tlatelolco. Apenas el jueves por la noche se reunió con el próximo Presidente y, después, decidió informar que había aceptado el cargo a través de un video que subió a su cuenta de Twitter. En él afirma: “No tengo en las manos ninguna preparación”.

—¿Por qué decide aceptar a pesar de que reconoce que no tiene conocimiento del Fondo?, se le pregunta. “El que no conozca bien no quiere decir que no tenga ideas en la cabeza respecto a generalidades sobre el mundo del libro y el Estado, lo que pasa es que hay que ponerse a trabajar en términos de tener un conocimiento profundo, y bueno, he tenido mis meses para hacerlo; eso haré, esa es mi tarea”, responde a Excélsior.

El nombre de Taibo II representa en sí mismo un giro en la manera como el FCE ha sido manejado en los últimos años bajo la dirección de José Carreño Carlón: el destino ha querido que sustituya en el cargo ni más ni menos que a quien fuera vocero del expresidente Carlos Salinas de Gortari, uno de los principales adversarios políticos del próximo Presidente. Taibo es reconocido por su activismo, por su filosa opinión y menosprecio por los círculos cercanos al poder, también por aborrecer el protocolo y la formalidad.

De hecho, afirma que, como director del FCE, seguirá negándose a utilizar corbata: “Yo diría: ‘sigo siendo el mismo, no voy a usar corbata en mi vida’. Lo decidí en 1967 cuando no nos dejaban entrar a un baile en la prepa si no traíamos corbata y dije: ‘ésta es la última vez, desde ahora no entro a ningún baile donde pidan corbata’, y sí, soy un fumador empedernido, pero tengo entendido que en el Fondo puedes estar fumando afuera de las librerías, en la calle y que hay una terraza; tampoco me asusta demasiado”.

“NO SOY MARCIANO”

El narrador pide tiempo. Dice que hay que esperar a que el presidente electo dé a conocer de manera oficial su nuevo encargo; también afirma que necesita algunos días para empaparse de la estructura de la editorial fundada por Daniel Cosío Villegas. “Yo ya acepté, dije que sí, platicamos (con López Obrador) algunas cosas de cómo entiendo yo el problema del libro desde la perspectiva del Estado y él dijo sí, y lo va anunciar. Una vez que lo anuncie voy a empezar a trabajar; de todas maneras, se viene una etapa de averiguar, de investigar; cuando preparamos el programa de cultura de la ciudad tuvimos cinco o siete meses, hablamos con mil 200 personas; ahora en el Fondo tengo que empezar otra vez”.

El escritor vuelve a reconocer: “No tengo una idea precisa”, pero en su defensa habla de su historia al lado de los libros: “Son años de fomentar la lectura, dirigir ferias del libro, armar promociones, organizar remates. He dirigido colecciones de editoriales en España y aquí en México, he sido publicado y difundido por editoriales… o sea, no soy un marciano, sino todo lo contrario, pero una cosa es no ser marciano y otra cosa es tener un conocimiento profundo del sector cuya responsabilidad vas a tener en las manos en poco tiempo”.

—¿Hay autores que evidentemente no están en su círculo, que no lee?, se le pregunta. “Pero también los hay en las editoriales donde yo publico normalmente; creo en la libertad de expresión, no creo que haya que imponer una cultura oficial ni mucho menos. Dejemos que floten las flores. Una sociedad sana es aquella en las que las opciones de lectura son múltiples, ese no es ningún problema”.

En redes sociales circula una foto de Taibo con una playera que dice “Menos Paz y más Revueltas”. Tras citar esa imagen, se le recuerda que el FCE edita la obra completa de Paz. Él dice: “Y también lo edita Planeta, donde yo publico. Teníamos un foro que se llamaba José Revueltas y al lado había un foro que se llamaba Octavio Paz en una feria del libro hace cuatro años; llegó un fan y me dio una playera apoyando nuestro foro; sacar conclusiones apresuradas sobre eso… bueno es un guiño, un gusto personal”.

—¿Sabe que el Fondo está obligado a rendir cuentas a la SEP? “Sí, está bien, la estructura actual del Fondo de Cultura Económica tiene como cabeza de sector a la Secretaría de Educación Pública”.

—¿Y sabe que debe vender libros?, se insiste: “Está obligada a vender libros y más cosas, se llama Fondo de Cultura Económica y no nos hemos preguntado por qué se llama así”.

—Porque en sus inicios hacía más libros de economía, se le responde: “No, yo diría que ese no es el origen del concepto, pero ya lo discutiremos con calma”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here