Seguridad
04/02/2017

Una sonrisa de complicidad entre ‘El Chapo’ y Emma Coronel

Se encuentran en el tribunal federal en Brooklyn, durante la segunda comparecencia de Guzmán Loera; es lo único que Emma ha podido ver a Joaquín, dice la abogada

NUEVA YORK.- Joaquín "El Chapo" Guzmán pasa encerrado 23 horas del día, no tiene permitidas las visitas, ni siquiera de su esposa, tampoco puede telefonear a nadie que no sean sus abogados e incluso le han negado agua, dijeron el viernes ante un tribunal en Nueva York los abogados del narcotraficante mexicano en un fallido intento para que suavizaran las condiciones a su cliente.

Durante la audiencia en un tribunal federal en Brooklyn, "El Chapo" sonrió a su esposa Emma Coronel cuando iba entrando a la sala de audiencias fuertemente custodiado por federales. Se trató de su segunda presentación en un tribunal estadunidense desde que fue extraditado el 19 de enero.

Esto es hasta ahora lo más que ella ha podido verle", dijo la abogada Michelle Galernt, mientras Coronel estaba callada a su lado.

Guzmán, de 59 años, se ha declarado inocente de los cargos de dirigir una operación masiva de narcotráfico que blanqueó miles de millones de dólares y supervisó asesinatos y secuestros. Se encuentra en una prisión de máxima seguridad en Manhattan, pues las autoridades están conscientes de que se fugó dos veces de prisión en México. La segunda vez que escapó lo hizo a través de un túnel de kilómetro y medio (una milla) que llegaba hasta su celda.

Los abogados se quejaron ante el juez federal Brian Cogan de que las restricciones dificultan que su defendido tome decisiones junto con ellos sobre cómo defenderse de los cargos. Dicen que los guardias carcelarios son tan celosos que le negaron agua durante una reunión reciente con el equipo de defensa.

No creo que si los guardias le dan un vaso de agua durante una reunión de tres horas eso va a llevar a un escape", dijo Galernt en conversación con reporteros fuera de la corte.

Pero Cogan, tras aludir a comunicaciones secretas con el gobierno sobre los riesgos de custodiar a Guzmán, le dijo a la defensa que no sopesaría las condiciones carcelarias.

Basado en lo que conozco del caso, existen bases para tener medidas adicionales de seguridad", dijo el juez.

Inicialmente arrestado en 1993, Guzmán escapó en 2001 de una prisión de máxima seguridad de México, al parecer en un carrito de lavandería, y se convirtió en leyenda popular entre algunos mexicanos, inmortalizado en canciones. Fue reaprehendido en 2014 pero volvió a escapar, esta vez mediante un agujero en la ducha de su celda.

Fuente: 
EXCELSIOR

Se el primero en comentar