Seguridad
09/09/2017

El temblor cobra 61 vidas; afectadas mil 140 escuelas en 12 estados

De acuerdo con las autoridades, Oaxaca y Chiapas fueron los estados más azotados en infraestructura por el sismo de 8.2 grados del jueves. El presidente Enrique Peña decretó tres días de luto nacional y pidió solidaridad. Ya se abrieron centros de acopio de víveres. En la CDMX, unas 300 personas están en riesgo por los daños en los edificios que habitan; el INAH reportó destrucción del patrimonio cultural en Juchitán.

CIUDAD DE MÉXICO.- Un total de 61 muertes es el saldo preliminar del sismo que sacudió el país el jueves a la medianoche. El estado más afectado fue Oaxaca, con 45 decesos; sólo en Juchitán murieron 36 personas. Hubo otros 12 muertos en Chiapas y cuatro más en Tabasco.

Mil 140 escuelas de 12 estados del país resultaron afectadas, seis de ellas quedan en condiciones críticas y otras 30 con daños parciales.

La infraestructura hospitalaria en los estados afectados no tiene daños mayores. Pero en Juchitán colapsó el Hospital General, lo que obligó a reubicar a 85 pacientes a un sitio acondicionado ex profeso, y 12 más que serán trasladados al Hospital Militar de Ixtepec.

No se reportan afectaciones mayores en la infraestructura de suministro de agua potable, ni siquiera en las regiones más afectadas: la del Istmo de Oaxaca y Chiapas.

En el Istmo de Tehuantepec se reporta un centenar de heridos, por lo que la cifra de muertes podría crecer.

Dentro del Plan DN-III, el Ejército, autoridades civiles y voluntarios cooperaron en la remoción de escombros y apoyo a damnificados; se dispuso de albergues y centros de acopio, con el fin de resolver las necesidades básicas de miles de afectados.

Ayer por la mañana, una vez observada la magnitud del desastre, Gobernación emitió la Declaratoria de Emergencia para 41 municipios oaxaqueños, con lo cual se activarán los recursos del Fonden.

Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, reportó daños en municipios del Istmo, Valles Centrales y la Costa, siendo Matías Romero, Juchitán y Oaxaca donde hay mayores daños en viviendas, hospitales y edificios públicos.

En un balance preliminar se reportaron 120 escuelas de Oaxaca con daños estructurales. El sismo dejó incomunicada esa región con el centro de Oaxaca, por derrumbes en carreteras, por lo que la Fiscalía tuvo dificultades en realizar las diligencias por los decesos reportados en Juchitán, Niltepec, Ixtaltepec, Ixhuatán, Huamelula y Xadani, de la zona zapoteca del Istmo.

Protección Civil desechó ayer la alerta de tsunami en la Costa e Istmo, aunque continuará el monitoreo ante el pronóstico de tormentas intensas por el huracán Katia.

 

Corte de energía desconectó aparato que lo mantenía vivo

VILLAHERMOSA.— Un bebé de apenas ocho días de nacido está entre las víctimas del sismo que sacudió el país el jueves.

Internado en el Hospital Infantil Rodolfo Nieto Padrón por una encefalopatía, el menor estaba conectado a un ventilador que lo ayudaba a respirar.

El corte de energía, por el temblor, provocó que el bebé se quedara sin respirador artificial, el cual se desconfiguró.

Otro menor, éste de ocho años, falleció aplastado por el derrumbe de una pared de su casa en el ejido La Ceiba-Puyacatengo, del municipio de Tacotalpa.

Su hermana, que estaba con el menor a la hora del sismo, también fue alcanzada por los escombros, pero la lograron rescatar con vida.

Manuela Méndez, madre del menor, relató que ella salió corriendo a buscar a otra hija que vive a un lado de su vivienda; en su desesperación por poner a salvo a todos, no despertó a los niños. Cuando regresó, vio que la barda —construdia sin varillas— había caído ya sobre los menores.

 

Peña decreta 3 días de luto

El presidente Enrique Peña Nieto declaró tres días de duelo nacional por las 61 víctimas que hasta ahora ha dejado el sismo de 8.2 grados que a la medianoche del jueves sacudió al país.

Luego de haber recorrido la zona de Juchitán, Oaxaca, el primer mandatario afirmó que la unidad y la solidaridad de la gente es de gran suma para sobrepasar los estragos que dejó el temblor.

"Efectivamente, la fuerza de este sismo fue devastador, pero también estamos ciertos que la fuerza de la unidad, la fuerza de la solidaridad y la fuerza de la corresponsabilidad serán mayores. Habremos de enfrentar la fuerza destructiva de este sismo con la fuerza constructiva de la unidad de los mexicanos y en especial de las poblaciones que resultaron afectadas”.

El Ejecutivo detalló que “el sismo de mayor magnitud en los últimos 100 años” cobró la vida de 45 personas en Oaxaca, 36 de ellas en el municipio de Juchitán; 12 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

En el balance dado desde la Base Aérea de Ixtepec, ubicada a 20 kilómetros de Juchitán, Peña Nieto señaló que 140 escuelas fueron dañadas, seis están en condiciones críticas, 30 con daños parciales y el resto con afectaciones menores.

"En cuanto a la infraestructura hospitalaria, el reporte que me da la Secretaría de Salud tampoco tenemos afectaciones mayores, salvo algunos servicios, particularmente del ISSSTE en Chiapas; se sigue revisando la infraestructura hospitalaria”.

El Presidente hizo un recorrido por la zona siniestrada y a su paso la población le solicitaba apoyos.

"He dejado encargada a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano para que canalice los apoyos, y aquí encontramos un doble mecanismo para la reconstrucción de viviendas: uno a partir de aportar los recursos materiales y de construcción, y la de acoger a la población que así lo quiera para el Programa de Empleo Temporal, para reconstruir sus viviendas”.

 

 

Fuente: 
Excélsior

Se el primero en comentar