Reportajes
04/09/2017

Descubren 381 nuevas especies

Sao Paulo, Brasil.- Científicos descubrieron 381 nuevas especies de animales y plantas en la región amazónica en dos años, entre ellas macacos, delfines, anfibios y reptiles, informó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés).

Una nueva especie fue registrada cada dos días entre enero de 2014 y diciembre de 2015, la mayoría detectadas en áreas de conservación o zonas próximas a ese entorno.

De acuerdo con el informe de la organización ecologista, fueron descubiertas en la selva amazónica 216 plantas, 93 peces, 32 anfibios, 19 reptiles, 20 mamíferos (dos de ellos fósiles) y un ave.

Entre los más llamativos, un macaco con una larga cola rojiza visto en el noroeste del estado de Mato Grosso, una nueva especie de delfín de agua dulce que se calcula que surgió hace 2.8 millones de años y un pájaro con un canto muy peculiar, entre otras.

Según los investigadores, cuatro de las especies fueron registradas en la Reserva Nacional do Cobre e Associados (Renca), objeto estos días de un intenso debate debido a un polémico decreto del Gobierno brasileño que abría ese área de más de 47 mil kilómetros cuadrados --una superficie mayor que Dinamarca-- para la exploración mineral.

Ante la ola de críticas, el Ejecutivo decidió modificarlo, pero la Justicia federal de Brasil ha determinado su suspensión y la de "cualquier acto administrativo" que busque extinguir la Renca, un fallo que el Gobierno ya ha anunciado que será apelado.

Esta es la tercera edición del informe, divulgado por WWF junto con el Instituto Mamirauá y elaborado por decenas de científicos que estudiaron las especies sobre el terreno y contrastaron los nuevos descubrimientos con las bases de datos existentes.

Entre 2010 y 2013 fueron reveladas 602 nuevas especies, mientras que entre 1999 y 2009 el número escaló hasta los 1.200.

El documento destacó que, a pesar de los esfuerzos de los últimos años, "todavía hay una laguna de conocimiento sobre la real diversidad de la Amazonia" por factores como la vasta extensión del territorio o "la ausencia de recursos para llevar a cabo investigaciones".

WWF resaltó la importancia de "redoblar la atención" para la región, que "ha sufrido el impacto de la deforestación, la actividad agropecuaria y de grandes obras de infraestructura, como la construcción de hidroeléctricas y carreteras".

Fuente: 
REFORMA

Se el primero en comentar