Política
23/11/2017

TLCAN permitió dejar de depender del humor de EU: Salinas de Gortari

El expresidente mexicano presentó este jueves su nuevo libro, llamado 'Aliados y Adversarios. TLCAN 1988-2017'.

La firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hace 24 años permitió a México dejar de depender del humor y la retórica de Estados Unidos en temas comerciales y brindó al país certidumbre de largo plazo para inversiones, aseguró este jueves el expresidente mexicano, Carlos Salinas de Gortari.

En la presentación de su libro 'Aliados y Adversarios. TLCAN 1988-2017', Salinas aseguró que la firma original del tratado permitió a México ser parte de la solución de la caída en la competitividad de Estados Unidos y no el problema, como lo ha señalado Donald Trump.

“El TLCAN permitió un nuevo tipo de relación en el que políticas nacionales bien pensadas y negociadas permitían tomar decisiones en un horizonte de largo plazo”, explicó el expresidente en el evento celebrado en el Colegio de Ingenieros Civiles.

“El segundo elemento es que el tratado cambió el entendimiento político de México y su complicadísimo vecino al norte (…) Permitió ya no depender del humor de quien gobierna (en Estados Unidos), sino hacer pasar la relación a reglas establecidas”.

Acompañado de Herminio Blanco, quien fue el líder del equipo original negociador del TLCAN, el expresidente recordó que la negociación del tratado duró casi cuatro años, entre inicios 1990 y finales de 1993. 

Recordó también que fue precisamente el 23 de noviembre de 1993 cuando el Senado firmó la versión final del acuerdo comercial.

La apertura del petróleo y la inversión extranjera en la banca comercial de México también fueron abordadas en la presentación Salinas de Gortari, como los dos elementos que Estados Unidos no ha reconocido de México en materia comercial.

Si hubiera racionalidad, Estados Unidos haría el reconocimiento de que México, unilateralmente, abrió el petróleo a la inversión y también el sistema financiero mexicano, aseguró el ex mandatario.

Fuente: 
EL FINANCIERO

Se el primero en comentar