Política
11/08/2017

“¿Cuántas más, señor Eruviel?”, le reclaman por Jessica frente al Palacio de Gobierno en Toluca

Bajo la lluvia, con las letras escurridas de las frases “Ni una más”, “No más muertes”, “No traigo pantalón, respétame cabrón”, “Justicia” y “Todas por Jessica”, familiares, amigos, médicos y activistas realizaron esta tarde una marcha por Jessica Sevilla, brutalmente asesinada el pasado fin de semana en la entidad más feminicida del país. Ayer, los padres de la joven médico se trasladaron a la capital del país, al Ángel de la Independencia, para, desde allí, clamar al Presidente Peña y al Gobernador Eruviel Ávila por justicia. En la plataforma Change.org, ciudadanos iniciaron una petición en la que recriminaron a las autoridades del país “¿cuántas más?”. La violencia que azota al Estado de México obligó a Jessica, de 29 años, a dejar huérfano a su hijo de apenas un año de edad.

Ciudad de México.- Médicos, activistas, familiares y amigos de Jessica Sevilla marcharon este jueves en Toluca para exigir al Presidente Enrique Peña Nieto y al Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, justicia por el brutal asesinato de la joven doctora.

Bajo la lluvia, el contingente, compuesto principalmente por mujeres, marchó alrededor de las 14:00 horas en la Plaza de los Mártires, donde se ubica el Palacio de Gobierno del Estado de México.

Los manifestantes portaron la fotografía de Jessica, asesinada a sus 29 años, y pancartas en las que se leía “Ni una más”, “No más muertes”, “No traigo pantalón, respétame cabrón”, “Justicia” y “Todas por Jessica”.

La lluvia hizo que las letras que exigían “Justicia” se escurriera en las pancartas, pero eso no impidió que los asistentes exigieran que se esclarezca el caso de la joven médico, originaria del municipio de Xonacatlán.

En la marcha estuvo presente Juana Pedraza Domínguez y Abel Sevilla, padres de Jessica, a quien buscaron durante horas después de que el pasado viernes, cuando se dirigía a su consultorio, ya no regresó.

“Mujeres unámonos a este apoyo, por favor, para que seamos libres de poder salir en paz, llegar a nuestras casas. Piensa, tú eres mujer, tienes una hija, una hermana, una prima, que no vivan este mal momento […] Señor, Gobernador escúchalo de una vez esto no se puede quedar así”, dijo una de las manifestantes al tomar el micrófono durante el mitin posterior a la marcha.

Ayer, los padre de Jessica arribaron al Ángel de la Independencia, en la capital del país, para pedir “por favor” que le hagan justicia a su hija.

“Le prometí a mi hija que iba a luchar por justicia, le prometí que haría todo para que se aclare su muerte”, dijo doña Juana, con la foto de Jessica en sus manos temblorosas y el rostro pálido.

 

El pasado viernes 4 de agosto, Jessica salió de su casa para dirigirse al consultorio que había logrado abrir hace apenas un mes. Al día siguiente, su cuerpo fue localizado en la colonia El Hielo, en el municipio de Huixquilucan.

La joven doctora tenía huellas de tortura en todo el cuerpo, la degollaron y le arrancaron la piel del rostro.

La Fiscalía General de Justicia del estado (FGJEM) negó de inmediato que Jessica hubiera sido decapitada. Fue asesinada por disparo de arma de fuego en la cabeza, aseguró, pero del impacto de bala no hay rastro.

Como sea. La delincuencia que azota a la entidad obligó a Jessica a dejar huérfano a un niño de apenas un año de edad, quien ahora estará a cargo de sus abuelos.

En la plataforma Change.org, ciudadanos iniciaron una petición en la que recriminaron a las autoridades del país “¿cuántas más?”.

“Todos salimos a laborar para tener una vida digna sin lujos y no es justo que nos maten y dejen a nuestras familias hundidas en el dolor, la pena e ira.

“Hacemos un llamado a las autoridades nacionales e internacionales para dar seguimiento a este y otros casos más de mujeres asesinadas. El gremio médico está de luto, las mujeres en Mexico estamos de luto…. Cuantas más deben de haber Sr Peña Nieto? Sr Eruviel Avila? Cuantas más tenemos que estar torturadas y violada a para que se nos proteja? (sic)”.

El Estado de México, gobernado históricamente por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se convirtió en la última década– en los sexenios de Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas– en el más mortal para las mujeres, superando la cifra de muertes por violencia de género que encabezaba Chihuahua.

 

 

Fuente: 
SinEmbargo.mx

Se el primero en comentar