Opinión
18/05/2018
INDICADOR POLÍTICO | Carlos Ramírez

Semana 7: Juego perverso de Margarita y enredos de Córdova

INDICADOR POLÍTICO | Carlos Ramírez

1.- La renuncia de Margarita Zavala de Calderón a la candidatura presidencial independiente justo a la mitad de las campañas electorales debe tener una lectura política estratégica: la existencia de un acuerdo en lo oscurito con alguno de los dos candidatos que marchan en segundo/tercer lugar.

2.- Un análisis de la empresa Indemerc Louis Harris, dirigida por Vicente Licona y la única que acertó a la victoria de Vicente Fox en el 2000, revela que de cada cien votos de Margarita Zavala de Calderón 38 tienen a López Obrador como segunda opción, 29 a Ricardo Anaya Cortés y sólo 7 a José Antonio Meade Kuribreña.

3.- Muy al estilo de los políticos mexicanos de la cultura priísta --aunque hayan estado en el PAN, en el PRD o Morena--, la expanista Zavala de Calderón sólo va a atender su propio juego de poder: esperar el fracaso de Anaya, suponer la victoria de López Obrador y comenzar el 2 de julio la construcción de su partido con los rescoldos del PAN, del Partido Encuentro Social y hasta del Partido Humanista.

4.- A partir de las cifras de las encuestas, Zavala de Calderón carece de fuerza política y ya perdió hasta los ingenuos que confiaron en su candidatura independiente simbólica. Si se entendió bien su registro, ella había terminado su ciclo en el sistema de partidos y apostaba a construir una base política ciudadana que comenzaría --y era muy valiosa-- con el 3%-5% de votos. Pero al final ya se supo que ella piensa con la lógica de los partidos.

5.- El efecto Margarita en las tendencias electorales será mínima en cuanto al realineamiento del 3% de los votos, aunque pudiera tener un impacto en el 30% de indecisos. La condición de indecisos implica, sobre todo, un rechazo al puntero. De ahí que el mayor número de indecisos se reparte con el potencial segundo lugar. Las encuestas de la próxima semana podrían registrar ya las secuelas del retiro de Zavala de Calderón.

6.- El Instituto Nacional Electoral sigue haciendo de las suyas. La declaración del consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello de que habría dos candidatos que llamarían a la anulación de las elecciones fue leída en los pasillos políticos como un indicio de que la votación será apretada y que los dos afectados serían López Obrador y Anaya. Así, Córdova estaría adelantando la victoria de Meade.

7.- La debilidad de Córdova comienza a ser analizada como casi calcada de los berrinches de Jorge Carpizo McGregor en 1994, cuya renuncia no sólo enrareció más el clima electoral, sino que provocó una fuga de capitales de 3 mil millones de dólares.

8.- Y otros ven a Córdova como una copia de Luis Carlos Ugalde, cuyas vacilaciones y falta de autoridad política provocó el colapso electoral del 2006 que llevó a López Obrador a las protestas poselectorales y al plantón en Paseo de la Reforma que paralizó el DF.

9.- Los últimos discursos radicales de López Obrador demostrarán que su gabinete adelantado fue una engañifa y que nadie se ajusta al neopopulismo que viene.

10.- Sólo una sorpresa en el debate del domingo cambiaría encuestas.

Política para dummies: La política es la habilidad de engañar con la verdad, con las certezas y con la sonrisa amplia.

Si yo fuera Maquiavelo: “El que se convierta en príncipe con el favor de los nobles y contra el pueblo procederá bien si se empeña ante todo en conquistarlo, lo que será fácil si se toma bajo su protección”.

Sólo para sus ojos:
• Recuerde revisar todos los días el sitio http://www.seguridadydefensa.mx para enterarse de los juegos geopolíticos de poder.

• Adquiera el libro La silla endiablada, de Carlos Ramírez, en las secciones de libros de las tiendas Sanborns en todo el país. Contiene información útil para decidir su voto.

• Rudy Giuliani, abogado de Donald Trump en la investigación del Rusiagate, afirma que el investigador especial Robert Mueller aceptó que no tiene elementos para indiciar al presidente de los Estados Unidos.

• En las redes cibernéticas fue clara la alusión de que el gran derrotado con la renuncia de Margarita Zavala fue el ex presidente Felipe Calderón. Margarita nunca tuvo ninguna posibilidad de destacar y la dejaron lanzarse a una aventura desastrosa.

• La gran pregunta es simple: ¿por qué esperó Margarita a que las boletas estuvieran impresas para renunciar? ¿A quién beneficia que su nombre desoriente a lectores?

• Famosas últimas palabras: “Esto no es una mesa de dialogo; es una mesa para negociar su salida”: palabras de un estudiante al presidente nicaragüense Daniel Ortega como parte de las protestas para echarlo de la presidencia.

http://indicadorpolitico.mx
 

Fuente: 
EL ZÓCALO

Se el primero en comentar