Opinión
10/08/2017
ASTILLERO | JULIO HERNÁNDEZ

Julión Álvarez, con Peña Nieto

ASTILLERO | JULIO HERNÁNDEZ

PREPARATIVOS. Manlio Fabio Beltrones, Enrique Ochoa Reza y Aristóteles Sandoval asistieron la noche del martes a una cena en Guadalajara, Jalisco, antes de la realización de las cinco mesas de debate, en la antesala de la 22 asamblea nacional priísta del próximo sábado

 Rafael Márquez, con Margarita

 EPN, Campeche, estatutos priístas

 Los candados, la clave

El escándalo del día se refiere a dos figuras del espectáculo: Rafael Márquez Álvarez, quien ha sido capitán de la selección mexicana de futbol profesional, y Julión Álvarez (Julio César Álvarez Montelongo), quien ha ganado fama y dinero como cantante de música de banda.

Ambos personajes han sido acusados por autoridades de Estados Unidos de prestarse a operaciones empresariales con un capo y un grupo delictivo hasta ahora virtualmente desconocidos: Raúl Flores Hernández y una especie de cártel asociado a los de Sinaloa (dirigido éste durante largos años por Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo y por Ismael Zambada, alias El Mayo) y el Jalisco Nueva generación (cuyo jefe es Nemesio Oseguera, apodado El Mencho).

La develación de un sumario de acusaciones, cuya indagación habría durado años, según las autoridades de Estados Unidos, y la imposición de sanciones a ambas figuras, ha tenido un fuerte impacto en el ánimo social y en el político. Muy en especial, resulta contundente cuando México se alista para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, para cuyas modificaciones el país vecino necesita a una contraparte aún más doblegada de lo que de manera natural se asume la representación mexicana.

Hay, además, peculiares implicaciones: en marzo de 2015, Enrique Peña Nieto describió así al cantante Álvarez: Un joven talento de Chiapas. Un joven que ha destacado, que ha representado a su tierra, y me da mucho gusto que sea un gran ejemplo para la juventud mexicana. Gracias, Julión, por estar aquí. Apenas el lunes recién pasado, Álvarez acompañó a Peña Nieto y al gobernador Manuel Velasco Coello durante un paseo por el Cañón del Sumidero. A bordo de una embarcación y con protectores chalecos anaranjados, fueron fotografiados y las imágenes colocadas en la página oficial de la Presidencia de la República, aunque ayer fueron borradas aquellas en las que aparecía el antes ejemplarJulión, en una especie de reconocimiento gubernamental indirecto de que las acusaciones del Departamento del Tesoro tienen fuerza y sustancia suficientes para motivar acciones gráficas defensivas de Los Pinos.

El futbolista Márquez, por su parte, ha sido un persistente apoyador de la campaña de Margarita Zavala Gómez del Campo. Nacido en Zamora, Michoacán, el actual capitán del Atlas ha sido una de las figuras notables en actos de la panista; en especial, de la plataforma de lanzamiento de su precandidatura presidencial, conocida como Yo por México. La madre de Rafael Márquez Álvarez, Rosa Isela Álvarez Piñones, militante del PRI, fue postulada a una diputación federal en alianza de su partido con el Verde Ecologista de México y ganó tal curul correspondiente a Zamora, Michoacán.

Márquez Álvarez (hay otro ex futbolista mexicano llamado Rafael Márquez Lugo) ha sido durante décadas un ejemplo de deportista cumplido y exitoso. Del Atlas saltó a canchas europeas, al equipo Mónaco y, sobre todo, al Barcelona. Apodado El Káiser, ha sido líder de la selección mexicana, dando seguridad, como defensa central (aunque también juega como centrocampista), y orden al equipo en su conjunto.

Ayer, sin embargo, ante las puntuales acusaciones estadunidenses, recurrió a una salida imprecisa, pues acudió voluntariamente a oficinas de la Procuraduría General de la República para fijar una especie de postura, sin responder directamente al enlodamiento foráneo. De nada, salvo para efectos de propaganda efervescente, le servirá a Márquez tal maniobra irrelevante en términos jurídicos. Su punto de referencia es Estados Unidos, no México. La medida de la confiabilidad de la PGR es que ni siquiera tiene conocimiento ni indagatoria relacionada con los escandalosos señalamientos gringos.

El cantante Julión Álvarez, por su parte, preguntó si alguien con el éxito de Rafael Márquez necesitaría meterse en asuntos de la índole mencionada por Estados Unidos, y luego especuló sobre las razones que podrían haber motivado al Departamento del Tesoro: Yo no culpo más que a la envidia, a los celos y al éxito que gracias a Dios todos ustedes me están regalando (...) Tiempo al tiempo, no puedo decir otra cosa más que a lo mejor son cuestión de envidias, de celos, no sé si políticas también. Puedo suponer muchísimas cosas.

De la fotografía chiapaneca del lunes con Julión Álvarez, el día que de forma adelantada celebraba a los pueblos indígenas, al tiempo que en Chiapa de Corzo lo declaraban visitante non grato, Peña Nieto hiló con visos de improvisación un asomo a Campeche, donde inauguró una obra de drenaje que tiene dos años en funcionamiento. Más llamativo que las obras inauguradas es el hecho de que en esa entidad arrancó ayer una de las cinco mesas regionales de debatesobre los documentos básicos del PRI. El gobernador Alejandro Moreno, identificado plenamente con el dinosaurismo clásico del partido de tres colores, es el responsable de que se autoricen modificaciones que permitan la postulación de candidatos presidenciales sin militancia ni antecedentes de cargos de elección popular, lo que favorece a José Antonio Meade Kuribreña, actual secretario de Hacienda.

El punto específico de los candados, que Los Pinos ha instruido retirar o acomodar para que se permitan candidaturas externas, es, en realidad, el único relevante, pues el resto de los debates y eventuales modificaciones producirán material retórico, para campañas de propaganda, cuya aplicación práctica será dosificada o abiertamente nulificada si las élites así lo deciden. En Guadalajara, Manlio Fabio Beltrones prefirió eludir la pelea respecto a los candados en mención, y concentrarse en la palabrería relacionada con el futuro conceptual al que aspira el PRI. La plenaria de esta asamblea, con las conclusiones de las cinco mesas de trabajo, se realizará el sábado.

Y, mientras ha sido puesto en libertad el hijo de Guillermo Padrés, ex gobernador panista de Sonora, luego de nueve meses de cárcel, dado que la PGR… se desistió de las acusaciones, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

 

Fuente: 
LA JORNADA

Se el primero en comentar