Mundo
18/03/2017

No habrá nada a cambio de nada: Rajoy a ETA

El gobierno de España resta importancia al anuncio del desarme y subraya que se debe mantener la firmeza contra una banda cuya única salida es la desaparición sin contrapartidas

MADRID.- El Gobierno español y las víctimas del terrorismo restaron hoy importancia al anuncio de que ETA se desarmará antes de un mes y subrayaron que hay que mantener la firmeza contra una banda cuya única salida es la desaparición "sin contrapartidas", y centrarse en el recuerdo de las víctimas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reiteró hoy en Vitoria su llamada a ETA para que se disuelva y, con la frase "no habrá nada a cambio de nada porque nada puede haber", advirtió a la banda que no habrá contrapartida alguna por parte del Ejecutivo al desarme que ha anunciado la organización terrorista.

Hoy se han sucedido las reacciones al anuncio de que ETA prevé estar desarmada antes de un mes, concretamente antes del 8 de abril, y el Gobierno español ha incidido en que lo que la banda tiene que hacer es disolverse.

Un día después del anuncio, la localidad francesa de Biarritz acogió una mesa redonda sobre el desarme en la que el activista Michel Berhocohirigoin, uno de los intermediarios implicados en el proceso, ha confirmado que la entrega de armas culminará el 8 de abril, aunque ha emplazado al Gobierno francés a que acceda a negociar las "condiciones técnicas".

El próximo 9 de abril ETA ya no será una organización armada", proclamó Berhocohirigoin, expresidente de la Cámara Agraria del País Vasco francés, en una charla en la que no ha dado detalles del proceso, pero ha asegurado que será 'masivo, plural y compartido'.

En una jornada en la que se ha sabido que el lehendakari, Iñigo Urkullu, se entrevistó el pasado martes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para adelantarle la intención de ETA y pedirle que facilitara el proceso, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que a ETA la han "derrotado" la democracia, los cuerpos de seguridad, la aplicación de la ley y la "fortaleza" de las víctimas.

Ha sostenido que debe ser "el relato de la democracia", de las víctimas y de la "gente de bien", el que marque los próximos años.

El expresidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE) y en otros tiempos negociador del gobierno español con ETA, Jesús Eguiguren, aplaudió la posibilidad del desarme, que ha considerado un "elemento fundamental".

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pidió al Gobierno "sentido común y altura de Estado", y subrayó que la excepcionalidad en lo que se refiere a la política penitenciaria ha dejado de tener sentido, en alusión a la dispersión de los presos de ETA en cárceles lejos del País Vasco.

Desde el ámbito de las víctimas, la asociación Dignidad y Justicia considera que el anuncio del desarme de ETA es "una absoluta farsa generada en el contexto de una inminente aprobación de los presupuestos generales donde el PNV tiene mucho que decir" y "exige al Gobierno (central) un acercamiento de presos".

Por su parte Laia Lluch, la hija del exministro socialista Ernest Lluch asesinado por ETA, ha pedido hoy "mirar adelante" tras el posible anuncio de desarme y se alegró de "saber que no habrá más muertos".

Los principales sindicatos policiales han restado importancia al anuncio de ETA y han coincidido en que se trata de un acto de propaganda, en un momento en el que la banda está prácticamente desmantelada.

Fuente: 
EXCELSIOR

Se el primero en comentar