Mundo
19/06/2017

Macron, el contrapeso de Trump

París, Francia.- Entre el Presidente francés, Emmanuel Macron, y el Mandatario estadunidense, Donald Trump, parece que se ha establecido un frente a frente de liderazgos.

Aunque tienen en común haber conquistado el poder a pesar de los partidos establecidos, entre el joven ex Ministro socialista y el magnate de la construcción hay más que una brecha generacional que el francés ha decidido explotar, con más efecto a nivel comunicación que política por ahora.

Desde su invitación a científicos e investigadores para venir a Francia en donde prometió protección y libertad para la creación y la innovación, hasta su reciente ofensiva contra Trump en relación al acuerdo climático, Macron no pierde oportunidad de desafiar o erigirse en contrapeso del líder estadunidense.

"Hagamos nuestro planeta grande de nuevo", dijo en un discurso al retomar la frase de Trump "Hagamos a América grande de nuevo", para denunciar la decisión del estadounidense de retirarse del Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático.

"Macron tiene suerte. La decisión de Trump de salir del Acuerdo de París es quizás una mala noticia para el medio ambiente pero una gran oportunidad para Macron de erigirse en líder progresista, que defiende al medio ambiente", comentó a REFORMA Gaspard Estrada, Director Ejecutivo del Observatorio Político de América Latina y el Caribe (OPALC) de Sciens PO-París.

Así lo interpretó también la prensa internacional, incluida la estadounidense, que por la reactividad del Presidente galo, medios como el sitio Vox lo calificaron como la mejor respuesta contra Trump.

Algunos lo ven, incluso, como el hombre con el mandato más fuerte en la Unión Europea.

"Es una percepción de liderazgo solamente. En la actual crisis de liderazgo, la llegada de Macron crea la sensación que alguien ocupa el espacio (frente a Trump)", opinó Gaspard Estrada.

Sin olvidar que estas acciones de comunicación tienen una fuerte consideración interna y europea, pues, según los analistas, Macron quiere desmarcarse de su predecesor François Hollande, el Presidente más impopular que ha tenido Francia, totalmente opaco a nivel continental e internacional.

"Macron quiere encarnar cierta modernidad, juventud y vigor para diferenciarse de su predecesor François Hollande", dijo Nicolas Bué, politólogo de las universidades de Artois y Lille.

Pero más allá de estos gestos, todavía queda por ver hasta dónde la postura anti Trump puede esbozar una nueva línea de política exterior para Francia.

"A la audacia de reacción y de resistencia deberán necesariamente añadirse las audacias de recomposición y de propuesta", comentó el politólogo Fréderic Charillon.

Empezando por su iniciativa para acoger en Francia a los investigadores estadounidenses sin trabajo ante la perspectiva de Trump de retirar todos los fondos para la lucha contra el cambio climático. Pero tanto en Francia como en el extranjero hay escepticismo.

"¿Acaso atraer a los investigadores estadounidenses es realmente prioritario?", cuestionó el astrofísico francés Olivier Berné, miembro del colectivo RogueESR, el cual se opone al proyecto de Macron y pide, antes que nada, un aumento de presupuesto para el sector.

Si los investigadores internacionales celebraron la iniciativa de Macron, algunos estiman que sólo podrá atraer a los investigadores novatos pues el financiamiento galo es menor.

The New York Times duda que Francia tenga la capacidad para acoger a los extranjeros sin perjudicar a sus propios investigadores.

"Uno de los problemas esenciales será de saber si (esto) no va a generar rivalidades entre los investigadores de los dos países (Francia y Estados Unidos)", destacó el rotativo neoyorkino.

Los analistas también cuestionan el alcance político de la postura anti Trump, más allá de lo que sea el tema de la lucha contra el cambio climático o la ayuda a los investigadores, cuando Macron tenga que enfrentar los grandes retos geopolíticos frente al terrorismo o la situación en el Medio Oriente.

"Muy rápidamente se verá envuelto en los retos geopolíticos y se dará cuenta que no se puede hacer gran cosa sin Estados Unidos y menos contra Estados Unidos", dijo Nicolas Bué.

El politólogo de la Universidad de Lille estima que Macron no practicará una diplomacia muy diferente de la de sus predecesores, simplemente porque Francia no tiene hoy mayores recursos que antes.

"Francia puede intentar oponerse, manotear y golpear la mesa, podrá obtener ciertas concesiones pero no tiene los medios para oponerse a la diplomacia de Estados Unidos; sólo China y Rusia lo pueden hacer", dijo Bué.

Fuente: 
REFORMA

Se el primero en comentar