Mundo
09/08/2018

Deja 43 muertos bombardeo en Yemen

Al menos 43 personas, incluidos varios niños, murieron y otras 63 resultaron heridas cuando un ataque aéreo atribuido a la coalición saudí, que combate a rebeldes chiíes, alcanzó un autobús en el norte de Yemen, informaron jefes tribales de dicho país.

El ataque se produjo en el mercado Dahyan, en la provincia de Saada, un fuerte de los rebeldes llamados hutíes, señalaron los líderes.

La provincia se encuentra en la frontera con Arabia Saudí.

El autobús transportaba a civiles, entre ellos niños que iban a la escuela, indicaron los jefes, quienes hablaron bajo la condición de anonimato por temor a las represalias.

Hasta el momento, las autoridades no han revelado detalles como cuántas víctimas se encontraban en el autobús y cuántas eran peatones de la zona circundante.

Asimismo, no hubo declaraciones inmediatas por parte de la coalición encabezada por Arabia Saudí, la cual lucha por devolver al poder el Gobierno yemení reconocido internacionalmente.

La coalición se encuentra en guerra con los hutíes desde marzo de 2015, ya que estos controlan buena parte del norte de Yemen, incluida Sana, la capital.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó en Twitter que un hospital recibió decenas de muertos y heridos tras el ataque al autobús.

"Decenas de muertos, aún más heridos, la mayoría menores de 10 años", indicó en Twitter el titular del CICR en Yemen, Johannes Bruwer.

La televisora Al Masirah, perteneciente a los rebeldes, dio una cifra distinta de 39 muertos y 51 heridos, en su mayoría niños.

En la región, las discrepancias en las cifras son frecuentes después de los grandes ataques.

Horas más tarde, los ataques aéreos alcanzaron Sana, sin que se diera a conocer de inmediato si produjeron víctimas.

El enfrentamiento, el cual lleva tres años y se encuentra estancada, ha causado más de 10 mil muertes, daños graves a la infraestructura y la parálisis del sistema de salud.

La coalición ha recibido críticas de la comunidad internacional debido a sus ataques en los que mueren civiles.

Fuente: 
REFORMA

Se el primero en comentar