Mundo
10/07/2018

Afronta May rebelión por Brexit

Cd. de México.- "El consenso de Chequers ha tardado dos años en producirse y dos días en desvanecerse".

Con esta crítica, en referencia a la casa de campo de la Primera Ministra, Theresa May, donde se pactó la ruta del Brexit, el líder del Partido Laborista en Reino Unido, Jeremy Corbyn, ejemplificó una de las mayores crisis que vive la Premier tras llegar a un acuerdo para una salida suave de la Unión Europea.

 

Horas después de que el Ministro para el Brexit, David Davis, anunciara su dimisión, el de Exteriores, Boris Johnson, se unía al complot político para mostrar su disconformidad con los planes de May, basados en evitar una salida tajante del eurogrupo a través de la creación de una zona de libre comercio que incluiría bienes y alimentos.

Según Johnson, el Brexit debería ser una oportunidad para hacer las cosas de una manera diferente y para maximizar las ventajas de Reino Unido como una economía global y abierta.

En una carta enviada a la Primera Ministra, señaló que el Ejecutivo pasó décadas en contra de las directivas de la UE.

"Ahora nos encontramos en la absurda posición de afirmar que debemos aceptar grandes cantidades de precisamente esa ley de la UE, sin cambiar ni un ápice, porque es esencial para nuestra salud económica (...) En ese sentido, realmente nos dirigimos hacia el estatus de colonia, y muchos lucharán por ver las ventajas económicas o políticas de ese arreglo en particular", advirtió ex el Ministro de Exteriores.

Tras llegar a un consenso para crear un área comercial con la UE, parecía que May había conseguido la difícil tarea de unir a los proeuropeos y los partidarios de una salida dura. Este acuerdo ha sido, sin embargo, un espejismo.

Por otro lado, la dimisión de los dos políticos ahondó en la crisis del Gobierno británico y abrió la puerta a una moción de censura contra la Primera Ministra, que podría desencadenarse si 48 diputados la respaldan.

De producirse la moción de censura, May se enfrentaría a una batalla por el liderazgo, en la que Boris Johnson se perfila ya como uno de los potenciales candidatos.

En este nuevo pulso político, la Premier emitió una advertencia a los eurófobos afirmando que los partidos que están divididos son los que pierden las elecciones y nombró a Jeremy 

Hunt, ex titular de Sanidad y defensor de la permanencia del país en la UE durante la campaña del referendo, como nuevo Ministro de Exteriores.

Las discrepancias
Los Ministros que abandonaron sus puestos no estaban de acuerdo con las políticas de la Primera Ministra para la salida del país de la UE. Estos son sus motivos:

- La zona de libre comercio de bienes y alimentos supondría que el país debería respetar la normativa europea. Por lo tanto, Reino Unido perdería su poder para crear sus propias leyes.

- En ese sentido, Johnson afirmó que se dirigirían hacia el estatus de colonia y muchos lucharán por ver las ventajas económicas o políticas de ese arreglo en particular.

- Adicionalmente, sería más difícil hacer tratos de libre comercio por tener que argumentar sus acuerdos aduaneros.

- También señaló que el país deberá argumentar a favor de un acuerdo aduanero poco práctico.

- El convenio con la eurozona podría llevar a más demandas de concesiones por parte de Bruselas.

Fuente: 
REFORMA

Se el primero en comentar