Mujeres
06/12/2017

Senado entrega Medalla Belisario Domínguez a Julia Carabias

Carabias fue reconocida con la presea por sus contribuciones a la investigación y el desarrollo de las técnicas de conservación y protección del medio ambiente.

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el presidente Enrique Peña Nieto como testigo, el presidente del Senado, Ernesto Cordero, impuso la Medalla Belisario Domínguez a la bióloga Julia Carabias Lillo en reconocimiento a sus contribuciones a la investigación y el desarrollo de las técnicas de conservación y protección del medio ambiente.

La ceremonia de entrega se realizó en la Antigua Casona de Xicoténcatl, con la asistencia los presidentes de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales.

Tras la entrega de la presea, se develó la inscripción del nombre de la galardonada en el Muro de Honor, y posteriormente se montaron tres Guardias de Honor ante la estatua del senador Belisario Domínguez.

La presea es entregada por el Senado de la República desde 1954 a mexicanos  que hayan hecho un servicio excepcional en el campo de la política, activismo social, ciencias, humanidades o artes. 

Se trata, también, de honrar la memoria de Belisario Domínguez, senador por Chiapas, asesinado el 7 de octubre de 1913 por su oposición al gobierno de Victoriano Huerta.

Julia Carabias Lillo nació en la Ciudad de México en 1954. Realizó sus estudios de licenciatura y posgrado (1973-1981) en Biología en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ha impartido cursos desde 1977 en la Facultad de Ciencias, así como en otras instituciones académicas, en materia de ecología, manejo de recursos naturales, restauración ambiental, conservación de ecosistemas y políticas públicas.

Sus investigaciones se han publicado en más de una centena de textos en los temas de regeneración de selvas tropicales, restauración ambiental, manejo de recursos naturales, ecología y sistemas productivos, cuentas patrimoniales, cambio global, pobreza y medio ambiente, manejo del agua, conservación de ecosistemas y política ambiental. 

Ha presentado trabajos e impartido conferencias en congresos y múltiples foros tanto nacionales como internacionales. 

Entre 1984 y 1994, coordinó el Programa de Investigación y Desarrollo Rural de Aprovechamiento Integral de Recursos Naturales y trabajó de 1994 al 2000 como secretaria del Medio Ambiente en el gobierno de Ernesto Zedillo. Fue propuesta por académicos de la UNAM.
 

Necesitamos un balance adecuado entre ciudades sustentables y el campo: Carabias

Tras recibir el galardón, la ambientalista llamó a cumplir con el Estado de Derecho para proteger el medo ambiente. Dijo que en las próximas dos décadas es necesario incorporar criterios ambientales en la producción de alimentos.

Carabias Lillo también pidió impulsar la investigación, sobre todo en el campo, el que dijo está olvidado que el campesino no es un agricultor, sino el dueño de un ecosistema.

Además, dijo que nuestra dependencia de la naturaleza no está reconocida ni arraigada en el imaginario colectivo, "necesitamos un balance adecuado entre ciudades sustentables y el campo".

La ciencia ha demostrado que la interferencia del humano no tiene precedentes, sobre todo en las últimas siete décadas, poniendo en riesgo todas las manifestaciones de vida, incluyéndonos a nosotros, comentó.

"No estamos conscientes que los humanos habitamos esta tierra y somos parte de la diversidad, como especie pensante no nos da derecho de impedir la evolución de las otras". 

La investigadora de la UNAM también pidió dotar de educación a las mujeres para que puedan tomar una decisión sobre su maternidad. 

Por último dijo que un país que no mantiene sus recursos, se empobrece, vulnera su soberanía y no tiene futuro. México, agregó, como uno de los países con mayor diversidad, tiene una enorme responsabilidad con su población y el mundo. 

 

Fuente: 
EL FINANCIERO

Se el primero en comentar