Mujeres
19/05/2017

¿Por qué las mujeres en China prefieren trabajar que tener hijos?

Los altos costos de vida, las largas horas de trabajo y los crecientes gastos relacionados con la crianza de los hijos, han desanimado a las mujeres del país asiático en convertirse en madres o aumentar su familia.

Incluso después de que el gobierno abrió el camino para que las parejas tuvieran un segundo hijo, las mujeres trabajadoras son reacias a expandir su familia -o tener siquiera un hijo.

Esto es así según un nuevo sondeo de Zhaopin.com, uno de los mayores sitios web de reclutamiento online del país, el cual encontró que alrededor del 40 por ciento de las mujeres sin hijos que trabajan no quieren tener ninguno y aproximadamente dos tercios de las que tienen un hijo no desean un segundo. 

En las grandes ciudades como Beijing o Shanghái, los altos costos de vida, las largas horas de trabajo y los crecientes gastos relacionados con la crianza de los hijos han disuadido a más mujeres de convertirse en madres.

El fenómeno no es exclusivo de China, dadas las presiones que las mujeres trabajadoras enfrentan en todo el mundo. Pero es particularmente agudo para la segunda economía más grande del mundo porque su población envejece rápidamente.

Más de tres décadas de una política de un solo hijo han dejado al país con muy pocos jóvenes para apoyar a una población de ancianos en expansión, lo que erosiona la competitividad y pesa sobre el sistema de bienestar social.

Después de anunciar una regla de dos hijos en octubre de 2015, los funcionarios estimaron un aumento de 4 millones de nacimientos adicionales al año hasta 2020, pero el año pasado los nacimientos aumentaron sólo 1.31 millones respecto del año anterior a 17.86 millones. 

Eso llevó al gobierno a considerar medidas tales como "recompensas por nacimiento y subsidios” para alentar a más personas a tener otro hijo.

Sin embargo, China sigue lejos de proporcionar paquetes de incentivos como los que se ven en Singapur o Alemania, y una red de seguridad social porosa ofrece poca ayuda a las familias que no pueden permitirse pagar la educación de los niños o su atención médica.

La maternidad también puede conducir a verdaderas pérdidas financieras o profesionales. La encuesta encontró que el 33 por ciento de las mujeres vieron su salario reducido después de dar a luz y el 36 por ciento sufrió una rebaja de categoría.

Entre las principales razones citadas para no tener hijos en la encuesta Zhaopin.com están frases como "no tengo suficiente tiempo y energía" y "es demasiado caro criar a los niños". Caída del salario en Reino Unido, el primer gran desafío del Brexit
Turbulencia política en EU le 'pega' a las bolsas asiáticas
China y EU logran acuerdo comercial

Fuente: 
EL FINANCIERO

Se el primero en comentar