México
11/11/2017

Xavier Mina, un héroe relegado; hoy se conmemoran 200 años de su muerte

Historiadores aseguran que este personaje está entre los héroes de la patria más “tristemente desconocidos”, pese a que jugó un papel importante en la Independencia de México

CIUDAD DE MÉXICO.- Como un reconocimiento al venir de España a luchar por la Independencia de México, los restos de Francisco Javier Mina reposan en la Columna de la Independencia de la Ciudad de México. Hoy se cumplen 200 años de su fusilamiento.

Sobre Mina, el doctor en historiografía Jorge Alberto Rivero Mora considera que no se le ha dado la relevancia que tiene en la historia de México.

La importancia de Francisco Xavier Mina es trascendental en un país que padece continuamente de amnesia histórica. Considero que Mina, al igual que Fray Servando Teresa de Mier, es uno de los héroes de la patria más tristemente desconocidos, poco valorados o poco reconocidos del movimiento de la Independencia de México y cuyo papel resultó determinante para reactivar la causa insurgente en un contexto sumamente hostil y adverso tras las ejecuciones de sus principales caudillos: Hidalgo, Allende, Aldama, Morelos, Matamoros, Galeana, etcétera.

 

El español que luchó contra los españoles

Solamente quedaban pequeños reductos insurgentes que en forma de guerrillas resistían los embates de las fuerzas realistas en el sur del país con Vicente Guerrero o Guadalupe Victoria”.

Francisco Javier Mina nació en España en 1789. Inició estudios en derecho, mismos que abandonó para integrarse al movimiento de resistencia contra la invasión francesa en 1808.

Las ideas liberales de Mina iban en contra del absolutismo español, motivo por el cual organizó una rebelión que tenía por objetivo la restitución de la Constitución de Cádiz. Derrotado por las fuerzas absolutistas, Mina tuvo que huir a Francia para pasar luego a Inglaterra, ahí hizo amistad con Fray Servando Teresa de Mier y otros mexicanos simpatizantes con la Independencia de México.

La relación que estableció con Fray Servando Teresa de Mier le hizo comprender que para destruir el absolutismo de Fernando VII no sólo en territorio español podía dar la batalla, sino también participando en el movimiento independentista de México.

De esta manera, en lo personal, Mina se convirtió en una especie de “Che” Guevara decimonónico, porque entendió que su causa se adhería a las ideas libertarias y antiabsolutistas antes que a nacionalismos estériles, y esta congruencia, en su pensar y en su modo de vivir, lo convierten en una figura heroica para la causa independentista de nuestro país”, afirmó Alberto Rivero sobre la importancia de Mina en la Independencia de México.

Mina desembarcó en Soto la Marina, Tamaulipas, en la desembocadura del río Santander, el 15 de abril de 1817. La breve, pero fructífera campaña de Mina, obtuvo importantes triunfos.

Comenzó entonces su lucha para internarse al territorio central de Nueva España, atravesó San Luis Potosí y Zacatecas, llegó a Guanajuato, entró en contacto con el que sería su principal colaborador, el insurgente Pedro Moreno, y el 25 de octubre de 1817 fracasaron en la toma de la ciudad de Guanajuato.

El 27 de octubre de 1817 fue hecho prisionero por el coronel Orrantia, mismo que lo llevó con grilletes ante el mariscal Pascual Liñán, quien ordenó su fusilamiento. El 11 de noviembre de 1817, a los 29 años, Francisco Javier Mina fue ejecutado frente al fuerte de los Remedios, cerca de Pénjamo, Guanajuato.

Para el doctor en historiografía, Mina debe ser recuperado como un estandarte de lucha, de congruencia y de libertad “Considero que más allá que sus restos reposen en la Columna de la Independencia desde 1910 como uno de los héroes de la patria, me parece que Mina no ha sido valorado en su justa dimensión, puesto que su papel fue determinante para alimentar el fuego de la lucha independentista que amenazaba con extinguirse y que más allá de lo utópica de su lucha, Mina demostró que entregar la vida por valores e ideales de libertad y justicia, aunque estos fueran en contra de su propia identidad española, es un acto de congruencia que defendió hasta el último de sus días de su efímera vida y que lo inmortalizaron como uno de nuestros grandes próceres”.

El título que adoptó Francisco Javier Mina durante su corta etapa de lucha en la Nueva España fue “General del Ejército Auxiliador de la República Mexicana”.

 

¿QUIÉN ES?

De acuerdo con documentos del Archivo General de la Nación:

  • Mina nació en julio de 1789 en Navarra, Pamplona.
  • Con la entrada de tropas francesas a territorio español, a raíz del Tratado de Fontainebleau de octubre de 1807, Mina formó el cuerpo “Corso Terrestre de Navarra” para combatir a los franceses. Sus acciones guerrilleras le ganaron fama de buen estratega; no obstante, fue hecho prisionero en marzo de 1809. En 1814, tras la derrota de Napoleón, recuperó su libertad.
  • Con el retorno de los Borbón al poder se reinstaló el absolutismo en España y se derogó la Constitución de 1812. Ante ello Mina conspiró contra la Corona española, exigiendo el restablecimiento de los principios gaditanos. Sus planes no tuvieron éxito y se exilió en Inglaterra. Durante su estancia en Londres, Mina conoció a fray Servando Teresa de Mier, quien le hizo comprender que las luchas independentistas de América eran parte del mismo proceso contra el absolutismo de Fernando VII.
Fuente: 
Excélsior

Se el primero en comentar