México
07/12/2017

Alarma por brote del virus sincicial; aún no tiene vacuna

El INER informa que se han atendido a 100 personas, la mayoría son menores de edad

CIUDAD DE MÉXICO.- En lo que va de la temporada invernal se ha incrementado 900 por ciento los casos del virus respiratorio sincicial, causante de neumonía, en comparación con el año pasado.

De acuerdo con el encargado de Diagnósticos de influenza del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), José Arturo Martínez, han sido atendidos 100 personas, la mayoría menores de edad, en comparación con los diez casos que hubo el año pasado.

“Nosotros en el INER tenemos picos cada dos o tres años, y ahorita tenemos un pico muy fuerte”, advirtió Martínez Orozco, especializado en infectología y medicina interna.

El especialista explicó que no existen estadísticas precisas a nivel nacional, sin embargo el  virus  respiratorio sincicial y el neumococo son los más frecuentes en la temporada invernal.

Martínez Orozco informó sobre el brote de la enfermedad, la cual causa síntomas leves, similares a los de un resfrío, como son tos, fiebre, dolor muscular y articular, falta de aire, silbido al respirar, en adultos y niños mayores.

El especialista destacó que de no tratarse, la enfermedad puede causar problemas serios en bebés, incluyendo bronquiolitis y problemas respiratorios severos que lleven a la muerte.

Este virus respiratorio se transmite fácilmente de una persona a otra. Puede adquirirse por contacto directo con alguien que lo tiene o por tocar objetos infectados.

Los niños están expuestos con el contacto de  juguetes o superficies como mostradores.

Por ello, el lavado frecuente de manos y no compartir utensilios para comer o beber son formas simples de prevenir que se propague el virus respiratorio sincicial.

El encargado de Diagnósticos de influenza advirtió que aún no existe una vacuna contra el virus respiratorio sincicial. Durante la temporada no se ha registrado ningún deceso.

Las enfermedades respiratorias durante las temporada invernal incrementan 20 por ciento las consultas e internamientos en el INER, informó el encargado de Diagnósticos de influenza.

El tratamiento empleado para esta enfermedad es con inmunizaciones pasivas, que consisten en la administración de un anticuerpo monoclonal que reduce de manera significativa el ingreso a hospitalizaciones.

Especialistas pidieron a la población proteger a los niños menores de cinco años ante el fortalecimiento del virus en temporada de frío, el cual es responsable de 75 por ciento de todas las bronquiolitis infantiles y 40 por ciento de las neumonías pedíatricas.

La neonatóloga y pediatra, Edith González Mora afirmó que “el diez por ciento de la población mundial se va a infectar y de uno al dos por ciento se van a hospitalizar, esto representa tres millones de niños en el mundo”.

¿Qué hacer para prevenirse?

Este virus respiratorio se transmite fácilmente de una persona a otra. Puede adquirirse por contacto directo con alguien que lo tiene o por tocar objetos infectados.
Aún no existe vacuna, advierten especialistas. El palivizumab es un anticuerpo que se ha producido para prevenir la infección del virus respiratorio sincicial.
El desarrollo del palivizumab forma parte de un convenio firmado por la OMS, la fundación holandesa Centro de Excelencia Utrecht para Bioterapéuticos Accesibles y mAbxience.
Los niños están expuestos con el contacto de juguetes o superficies como mostradores.
Lavado frecuente de manos.
No compartir utensilios para comer o beber.
Lavarse las manos antes de tocar a un recién nacido.
Cubrirse la boca si algún adulto o menor padece alguna enfermedad respiratoria.
Evitar multitudes.
Acudir con algún médico especialista para dar seguimiento a un tratamiento que ayude a resguardar los pulmones de los lactantes.
Evitar el consumo de cigarros o evitar estar cerca de fumadores.
Evitar visitas a guarderías e instancias que se encarguen del cuidado de menores sin protección.
En centros de cuidado infantil se deben promover las buenas prácticas de higiene por parte del personal y de los niños.
Los niños que requieren hospitalización deben mantenerse idealmente en aislamiento respiratorio.

Síntomas

Tos
Dificultad para respirar o disnea.
Aleteo nasal. Es cuando las fosas nasales se ensanchan cuando se respira. Se observa sobre todo en bebés y niños pequeños.
Dolor muscular y articular.
Sentirse como si no estuviera recibiendo suficiente aire.
Sibilancias (sonidos silbantes y chillones durante la respiración).
Congestión nasal.
Mucosidad.
Fiebre mayor a 39 grados.
Coloración cutánea azulosa debido a la falta de oxígeno (cianosis) en los casos más graves.

Fuente: 
EXCELSIOR

Se el primero en comentar