Espectáculos
10/02/2018

Natalia Lafourcade; sus musas, por el mundo

En medio de una extensa gira por Europa con su tributo a la música folclórica mexicana, la cantautora aseguró que las mujeres deben olvidar los conflictos de géneros para enfocarse en su propio trabajo

CIUDAD DE MÉXICO..- Justo en el momento donde el favoritismo por el hombre y los casos de abuso contra ellas se manifiestan diariamente, la cantante mexicana está en Europa dando conciertos, representando al latino y respondiendo, profesionalmente, a la sugerencia que la Academia de música dio a todas las chicas involucradas en la música: “incrementen esfuerzos”.

"Todos tenemos que hacer un esfuerzo tremendo para lograr hacer realidad las cosas, que deseamos y soñamos, hay mucho trabajo que se tiene que hacer. Para mí, no deberías ser más o menos si eres hombre o mujer. Hay que intentar hacer las cosas honestamente, para trascender barreras y llegar a la conexión con el corazón de las personas.

"Cuando uno lo logra, llegas a un espacio más valioso donde ya no importan los géneros, las clases sociales ni cuestionarse si por ser mujer va a ser difícil. También siento que soy una mujer privilegiada como tantas otras. Desde aquí puedes fortalecer a las mujeres que no están en esta situación e inspirarlas”, contó en videoconferencia desde Londres.

Musas: Un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos Vol. 2 es uno de los discos que la llevaron al viejo continente, ya disponible con 12 canciones, entre ellas Desdeñosa, junto a Omara Portuondo y Eugenia León.

Natalia no esperaba que su presencia en el otro lado del Atlántico fuera a hacer ruido. Tiene localidades agotadas para ofrecerle a británicos y franceses música latina.

"Pienso que la gente que irá a mi concierto es porque, de alguna manera, están entretejidos con México o tienen familia lejos, fuera de su lugar de origen o conocen a algún amigo. Me hace ilusión porque la música toma una forma extraoficial, pues llevas un cachito de casa a personas que viven en Londres”, platicó desde allá.

Un momento histórico para una chica que desde 2002 comenzó a pegar con su primer material y sus temas melosos como En el 2000 y Busco un problema, hasta llegar al exitoso disco Hasta la raíz, de 2015, galardonado con premios Grammy.

La cantautora de 33 años está radiante desde la pantalla. Brinda con champaña, se ríe, hace bromas y toma con bastante humor la triple caída de su back promocional pegado con una goma especial. Su madre la acompaña y como el 26 de febrero es su cumpleaños, le adelantó el regalo con un minipiano.

"Con esto me voy a entretener a mitad de año, cuando acabe la gira y me retire, voy a pasármela jugando con esta cosa. No es cierto, no me retiro, voy a ponerme a escribir muchas, muchas canciones”, adelantó.

Relató que este segundo capítulo también le dio la oportunidad de crear el propio arte de su disco, que no pudo tener las pinturas de la dominicana Hulda Guzmán por falta de presupuesto.

"Es carísima. Yo quería que fuera la artista, pero es muy cara y está ocupada. Así que si no la pude tener a ella, la iba a hacer yo con mis collages y mis posibilidades. Hice muchas musas, algunas horribles, otras menos feas, pero que lograron tener algo especial”, compartió.

Ya en el momento del chacoteo, Natalia dijo que la edición en vinilo de su producción Hu hu hu, de 2010, fue editado en ese formato después de tanto que lo soñó. Así que cuando regrese a México, lo comprará, porque ella adquiere todos sus discos, los paga de su bolsillo como si fuera una cábala.

 

Fuente: 
Excélsior

Se el primero en comentar