Espectáculos
09/02/2018

'¡Mírenme a mis 50!': Alejandra Guzmán

La cantante y actriz, quien nació un día como hoy, está feliz por comenzar una nueva etapa llena de proyectos: retomará la gira 'Versus' y hará un álbum y una bioserie

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde que nació, el 9 de fe­brero de 1968, Alejandra Guzmán ha sido uno de los personajes preferidos de la prensa mexicana. Primero por ser la hija de Silvia Pinal y En­rique Guzmán, y luego por su explosiva y peculiar persona­lidad, además de su carrera de 30 años en la música.

Para la Guzmán llegar a los 50 años de edad bien y libre de los problemas que le pro­vocaron algunas cirugías es­téticas que se realizó en años pasados es uno de los ma­yores triunfos que ha tenido en su vida, tanto que decidió compartirlo con sus fans en un video en su cuenta de Ins­tagram, el 22 de enero pasado.

“Aquí estamos después de una lucha contra los políme­ros... y después de siete años estamos aquí gloriosos y victoriosos, contentos, porque una vez más salimos adelan­te. Gracias a toda la gente que dice la verdad, que actúa con fe y con buena vibra, como el doctor, porque no todos son así. Bellísima, hermosísima, voy a agarrar novio y todo... año nuevo, vida nueva. 50, ¡mírenme a mis 50!”, dijo Ale­jandra en un video, acompa­ñada por el doctor Giovanni Betti, quien después de una serie de tratamientos correc­tivos, la dio de alta.

Tres días antes de ese clip en Instagram, Alejandra tomó su cuenta oficial de Facebook para compartir con sus seguidores que en febrero, mar­zo y abril seguirá con la gira Versus, que realiza a lado de Gloria Trevi. La idea era interactuar con sus fans a tra­vés de la red social para con­tar qué es lo que hará en esta nueva etapa del tour.

“Me arreglé para ustedes, porque hace mucho no me arreglo, he estado haciendo yoga, enflacando, ocupán­dome de mí, de mis perritas nuevas. Estoy muy tranquila y ya lista para la chinga”, con­tó Alejandra a sus fans mien­tras leía sus preguntas. Sin embargo, Alejandra se colocó en los temas de mayor con­versación del día no por la información que compartió, sino por su apariencia física.

Muchos de los usuarios que entraron a la charla se centra­ron en el aspecto del rostro de la intérprete; algunos señala­ron que parecía que se había puesto relleno en los labios además de marcar demasiado sus pómulos, otros, que se le había “pasado la mano con el bótox”, otros tantos la tacha­ron de irreconocible.

Para La Guzmán la polé­mica no es algo nuevo ni sor­prendente... ni tampoco saber cómo defenderse, así que otra vez tomó las redes sociales y con tan sólo tres fotografías, que le tomaron durante el Fa­cebook live que hizo, descar­tó las críticas. “Siempre con mi gran sonrisa, a las palabras que se la lleve el viento”, escri­bió en una de las fotos.

Para Alejandra, la hija más pequeña de Silvia Pinal, el 2018 —en el que celebra cin­co décadas de vida— promete ser muy productivo y espe­cial para ella ya que, además de seguir con la gira a lado de Gloria Trevi, trabaja en un material discográfico y fue su padre, el rockero Enrique Guzmán, quien confirmó que su hija colabora con Sony Te­levisión en un programa.

“Para la bioserie de Ale­jandra ya está autorizado todo, no tengo idea qué va a decir de mí”, dijo su papá du­rante un encuentro con los medios en la CDMX.

Alejandra celebra 50 años de vida, pero han sido 30 los que ha dedicado a su carrera, en la que ha logrado 15 dis­cos de estudio, ha realizado 18 giras nacionales e inter­nacionales, 45 videos de sus canciones, ha trabajado en cine, televisión y teatro, y ob­tenido más de 30 Discos de Oro y Platino por las altas ven­tas de sus álbumes.

Sin embargo, ella ha deja­do en claro que su prioridad es su familia: ha apoyado a su mamá y a su papá en dife­rentes problemas legales y de salud, es la mejor amiga de su única hija, Frida Sofía, con la que comparte el gusto por co­mer sano y el yoga, es amiga de su hermano Luis Enrique y, sin dudarlo, es una de las pie­zas más emblemáticas de la dinastía Pinal, al lado de Silvia Pasquel, Stephanie Salas, Mi­chelle Salas, la fallecida Viri­diana Alatriste y su propia hija.

Fuente: 
Excélsior

Se el primero en comentar