Espectáculos
12/08/2017

Filmarán cuarta temporada de Narcos en México

El director colombiano Andrés Baiz confirmó que 'Narcos', serie original de Netlix, filmará en nuestro país la cuarta temporada y se desarrollará en la década de los 80

MADRID.- Luego de haber iniciado con Pablo Escobar y de haberle pasado la batuta al Cártel de Cali, la serie Narcos ambientará su cuarta tempo­rada en nuestro país teniendo como telón de fondo la déca­da de los 80. Así lo dio a co­nocer el colombiano Andrés Baiz, quien ha dirigido doce capítulos de esta serie origi­nal de Netflix.

Es un proyecto que quie­ro mucho. De los más impor­tantes en mi carrera como director y me acaban de in­vitar a participar en la cuarta temporada que se va a filmar en México. En este momen­to se están escribiendo los guiones. No se trata de una emisión de El Chapo, vamos a hacer un viaje en el tiem­po. Después de la muerte de Pablo Escobar en la segunda temporada, la tercera trata sobre el Cártel de Cali y ya en la cuarta temporada vamos a abordar a los narcos mexi­canos. Estamos escribiendo los guiones para ver que es lo que queremos contar. No necesariamente va a ser de manera cronológica”, expresó a Excélsior.

En México, en la déca­da de los 80, operaban con los estupefacientes hombres como Gilberto Ontiveros, Rafael Aguilar y los herma­nos Muñoz Talavera, quienes operaban el Cártel de Juá­rez. Después el poder cayó en manos de Ernesto Fonse­ca Carrillo, quien le cedería el poder a su sobrino Amado Carrillo Fuentes, conocido como El señor de los cielos.

A esos nombres se suma­ron el de Rafael Caro Quinte­ro, Ernesto Fonseca Carrillo y Miguel Ángel Félix Gallardo, quienes conformaron el cár­tel de Guadalajara, que tenía nexos con el cártel de Colom­bia. Mientras ellos operaban en México, Pablo Escobar fin­caba su poderío en Colombia.

En la cuarta temporada de Narcos quizá haya sal­tos en el tiempo”, acotó Baiz, quien dirigió en 2007 al mexicano Damián Alcázar en Satanás.

Andrés Baiz, caleño que de igual manera funge como productor de Narcos, co­mentó que en esta tercera temporada, que inicia trans­misiones en Netflix el próxi­mo 1 de septiembre, los fans de la serie se adentrarán en los negocios que realizaba el Cártel de Cali, que, contra­rio al de Escobar, era menos sanguinario.

“El Cártel de Cali fue po­deroso, pero operaba de una manera diferente al Cártel de Medellín.

Era un cártel más cere­bral y mucho menos san­guinario que el de Pablo Escobar. Es un cártel confor­mado por cuatro narcotrafi­cantes: Gilberto Rodríguez El ajedrecista (Damián Alcázar), Miguel Rodríguez (Francis­co Denis), Chepe Santacruz (Pêpê Rapazote) y Pacho Herrera (Alberto Ammann). Cada uno tiene su persona­lidad y lo lindo es que esta cuarta temporada es más variada, ya que las otras dos se enfocaron más en el per­sonaje de Escobar y en los dos policías de la DEA (Ad­ministración para el Control de Drogas)”, complementó Baiz Ochoa, quien estudió Producción y Dirección en la Universidad de Nueva York.

Además de Alcázar, De­nis, Rapazote y Ammann, en Narcos continuará el chileno Pedro Pascal, quien interpre­ta desde la primera tempora­da a Javier Peña, miembro de la DEA.

Aquí también existe ese lado policial de la DEA, que ese es uno de los éxitos de Narcos. Pascal va a seguir, pero con algunas variaciones en el personaje, con otra po­sición. Hay unas escenas es­pectaculares, creo que no va a defraudar a nadie y a la gen­te le va parecer que la serie va cada vez mejor”, precisó el director de 42 años.

Así como Narcos, en el mercado televisivo y del streaming existen distintas opciones que están ambien­tadas o relacionadas con el mundo del narcotráfico, como es el caso de El señor de los cielos. La piloto, El Chapo o La reina del sur, por citar sólo algunos ejemplos. Todas éstas han encontra­do el apoyo de la audiencia y ante tal escenario de acep­tación, es inevitable pregun­tarle a Andrés Baiz por qué Narcos ha sido un proyecto que sigue en el gusto del pú­blico y que continúa gene­rando nuevas entregas.

“Efectivamente son per­sonajes muy polémicos. Yo creo que Narcos tiene una virtud: aparte de su lengua­je, de la forma en que está hecha la serie al combinar imágenes de archivos y de actores increíbles, creo que la serie hace pensar a quien la ve y debatir acerca de la guerra contra las drogas. No solamente es una historia de policías contra ladrones, por decirlo así, si no que profun­diza en la temática de esta problemática mundial que llevamos combatiendo du­rante décadas y que ha deja­do tantos muertos sobre todo en nuestros países latinos.

“Lo que me gusta es que profundiza en la historia, que examina el contexto, que no es blanco y negro, que la gen­te ve la serie y se mete en in­ternet para buscar los datos, tratando de entender la his­toria y tratando de compren­der lo que han pasado países como Colombia o México.

Además, los antihéroes siempre van a ser fascinan­tes para el espectador, atraen esos personajes que están en contra del sistema o de las reglas”, remató Baiz, quien espera dirigir en la cuarta temporada cuatro o cinco capítulos.

Fuente: 
Excélsior

Se el primero en comentar